Poco a poco se va descubriendo la reventa de las boletas del partido de Colombia

El superintendente de Industria y Comercio, Pablo Felipe Robledo, de entrada advirtió que este hecho es escandaloso y escabroso. Contó que la Súper inició la investigación cuando los ciudadanos acudieron a realizar una serie de quejas en medios de comunicación y redes sociales por no haber podido comprar boletas para el partido Colombia Vs. Brasil.

Sin embargo, el 9 de agosto la empresa Ticket Shop emitió un comunicado donde le pedían excusa a las personas que no habían podido obtener boletas, pero aseguraban que desde la plataforma se habían vendido 6.000 entradas para el partido. Incluso, se discriminaba cuántas boletas se habían vendido por localidad.

A pesar de ello y para dar un parte de tranquilidad a los ciudadanos de que nada raro pasaba, funcionarios de la Superintendencia de Industria y Comercio se acercaron a Ticket Shop, se entrevistaron con el gerente de esta compañía y les dijo lo mismo que en el comunicado.

Pero hubo algo que el efectivo olfato de sabueso de Robledo no le cuadró. Se trataba del hecho de no encontrar en reportes en medios de comunicación ni en redes sociales de un solo ciudadano que revelara o demostrara que había comprado su entrada al partido Colombia / Brasil. Con ese indició, Robledo realizó un derecho de petición donde le solicitaba a Ticket Shop que le entregara el reporte discriminado de la venta de las 6.000 boletas que habían despachado; es decir, indicar la operación de venta, boleta por boleta, con nombre, apellido, cédula y reporte de transacción de cada una de los tickets. Una tarea fácil para una compañía con una plataforma digital.

Entonces apareció la gran sorpresa. El entuerto. La compañía Ticket Shop le envió una respuesta a la Superintendencia donde le decían que no podían atender el requerimiento porque: “El 8 de agosto no se había vendido ninguna boleta”.

Asombrado, Pablo Felipe Robledo, llamó él mismo al representante legal de esa compañía para confirmar la información o si era que se habían equivocado. Pero no, el representante legal confirmó que no se había vendido ninguna boleta. Ante semejante revelación, de inmediato el superintendente formuló pliego de cargos contra una empresa que emitió información falsa y engañó al consumidor. Pero además emitió una medida cautelar donde le prohíbe vender boletas para los próximos espectáculos públicos, por ejemplo el partido Colombia Vs, Paraguay.

Todo indica, y para Pablo Felipe Robledo, las evidencias conducen a que dentro de esta empresa se han dedicado realizar “un desvío masivo de boletas que implica una conducta de acaparamiento masivo de boletas para incrementarle en reventa el precio de la boleta. Y el negocio del operador deja de ser la venta de boleta en el precio de taquilla, si no la reventa”. Por ahora los funcionarios de la Superintendencia se encuentran cruzando información para recaudar pruebas de una posible mafia en la reventa de boletas.

Tomado de la W Radio.