Policía realiza la campaña “Ojos en Todas Partes”

La Policía de Córdoba acompañando a la comunidad.

Uniformados del Grupo de Protección al Turismo y Patrimonio Nacional lideran la iniciativa educativa que hace parte del programa  Institucional “Ojos en Todas Partes”, la cual busca vincular al sector hotelero local y regional en la ejecución de acciones conjuntas que conlleven a contrarrestar la explotación sexual de niños niñas y adolescentes.

Con el propósito de generar espacios seguros que permitan motivar la visita de turistas nacionales y extranjeros al departamento de Córdoba, la Policía Nacional cierra el paso a la informalidad en el sector turístico, y a su vez fortalece las herramientas para minimizar la problemática de explotación sexual comercial de niñas, niños y adolescentes en esta región.

Lo anterior, a través de la estrategia que ha sido denominada "“Ojos en Todas Partes”, que busca generar corresponsabilidad entre instituciones del gremio turístico y hotelero, así como a los turistas que visitan nuestro departamento y comunidad en general, comprometiéndolas para mejorar las acciones de prevención y control para promover la formalidad en los sectores turísticos del departamento, para así generar conciencia, cultura de legalidad y la adopción de buenas prácticas en la utilización de los servicios turísticos.

Por otra parte comprometidos con la seguridad de propios y extranjero, los uniformados realizan el acompañamiento a estas personas en sus diferentes recorridos ecoturísticos del departamento, para garantizar el normal desarrollo de este tipo de actividades de aprovechamientos del tiempo libre, comerciales y familiares.

Buscando fortalecer las alianzas estratégicas con la comunidad, la Policía nacional extiende una invitación a denunciar oportunamente ante los cuadrantes del sector, los hechos que infieran la presencia de redes o personas dedicadas a la explotación sexual de niños niñas y adolescentes en la zona o al interior de sus instalaciones, contribuyendo de esta forma a combatirlo y capturar a los responsables de la actividad ilícita.