Populistas del ayer y del hoy

En la convulsa historia política colombiana hay un mosaico de populistas “ilustres” del ayer, progenitores de los populistas de hoy, que con un descaro “de cuerpo entero”, le dicen populista al sinuano, cordobés y caribeño Petro; esto es ni más ni menos como “si el burro le dijera al puerco orejón y el elefante riéndose”.

Interpretando y analizando a posteriori el término populista en la realidad política nacional, podemos con certeza decir: que todos los Presidentes de Colombia han sido populistas, incluyendo al actual, “Santos” de apellido.

El Presidente Carlos Lleras Restrepo (1966 – 1970), con su Plan de Desarrollo Económico y Social y con la Reforma Constitucional de 1968, prometió ” un mejoramiento en el desarrollo económico y social integrado de la comunidad”. Todo no pasó de ser pura paja populista y demagógica.

El Presidente Misael Pastrana Borrero (1970 – 1974), elegido presuntamente en virtud de un renombrado e histórico “chocorazo” electoral, durante el recio mandato del abuelo del candidato del “coscorrón”
donde fungía como ministro de gobierno el célebre “Tigrillo Noriega”. Este presunto robo electoral provocó como reacción y protesta, el nacimiento del grupo guerrillero M-19.

“Las Cuatro Estrategias” fue el Plan de Desarrollo Económico y Social del Presidente Misael Pastrana, donde propuso reducir las desigualdades en el ingreso, en el consumo y en las oportunidades. Al finalizar su gobierno el resultado fue lo contrario. No es esto populismo y demagogia?.

El Presidente de la “silla vacía” que “Tiro Fijo” dejó como las novias de Barranca, hijo del siempre sonriente Misael, al parecer sufre de amnesia política, porque a pesar de lo que se dice de la forma como su padre llegó a la Presidencia, tiene el descaro de dar lecciones de democracia y de pureza electoral.

Así mismo después de que acusó de gravísimos delitos a un expresidente “de cuyo nombre no quiero acordarme”, hoy es su nuevo mejor amigo político, en el propósito de hacer realidad en Colombia el imperio del neofascismo y de los “camisas negras”. De ser así, “que el diablo sea el partero” del nacimiento de ese endriago en el poder.

El Presidente Alfonso López Michelsen (1974 – 1978), en su Plan de Desarrollo Económico y Social: “Para Cerrar la Brecha”, propuso cerrar la brecha de las desigualdades que no había logrado su antecesor. Contrario a lo propuesto, el resultado al finalizar su gobierno, fue la ampliación de la brecha: más pobres y menos ricos más ricos.

Todos ellos son una pléyade de populistas y de demagogos junto con sus herederos políticos.

En la hora de ahora electoral, los verdaderos populistas contemporáneos, después del sartal de epítetos desgastados y lanzados contra el candidato Gustavo Petro, ahora también lo llaman populista, esta es una sindicación a priori porque Petro no ha sido Presidente, como para decirle que lo que prometió hacer en: salud, educación, ambiente, política, economía y justicia entre otras, se quedó en demagogia, engaños, promesas y en mero populismo. Sólo al finalizar el mandato presidencial de Petro, se le podrá calificar de populista o no.