Por orden del obispo de Montería, iglesias abren sus puertas para recibir ayuda para damnificados del Sinú.

Chilean soldiers unload an military aircraft with humanitary relief aid for the earthquake victims at Concepcion's airport, Chile, March 4, 2010. Reconstruction in Chile after a huge quake and tsunami will take at least three years, President Michelle Bachelet said Thursday, as she acknowledged the country would need international aid. AFP PHOTO/Evaristo SA (Photo credit should read EVARISTO SA/AFP/Getty Images)

A través de un comunicado, el obispo de Montería, Monseñor, Ramón Alberto Rolón, ordenó a todas las parroquias iniciar con los feligreses de cada sector de la ciudad una cruzada de solidaridad y tramitar ayudas para los damnificados que deja la temporada invernal en el departamento de Córdoba y que según cifras oficiales, supera las 80 mil personas.

Desde hoy, 17 de julio las parroquias, en coordinación con los sacerdotes estarán recibiendo alimentos no perecederos y frazadas.

Los lugares de recolección serán las parroquias de la Jurisdicción Eclesiástica y también en la Curia Diocesana. (Calle 27 No. 4-42, Montería)

“Promovamos esta iniciativa y hasta el día Domingo 23 de Julio”, precisó el documento del clero.

Para la iglesia católica, urge de la caridad de todos los cordobeses para para ayudar a los damnificados.

“Por eso solicitamos a las empresas privadas unirse a esta iniciativa. A través de los párrocos y líderes del “Cáritas Parroquial” se harán llegar las ayudas recolectadas hasta los lugares de albergue temporal destinados para la entrega ágil y oportuna”, puntualizó el documento.