¿Por qué se deben Eliminar las Entidades Promotoras de Salud?

Crisis de la Salud siempre ha existido, por lo menos desde que conozco la puesta en marcha de la ley 100, que desafortunadamente fue mal interpretada para satisfacer los intereses individuales de la corrupción, pero crisis de la salud siempre ha existido, por una simple razón.

Contamos con un Sistema de Salud curativo, que ha ignorado por muchos años la Prevención de la Enfermedad y la Promoción de la Salud, Sistema que ha dedicado todos estos años a curar y controlar enfermos, pero la verdadera prevención debe dirigirse a las personas sanas para evitar que lleguen a la Enfermedad, esto no ha sido posible, pero el problema radica que las EPS durante todos estos años han direccionado muy mal la atención en salud, la manera como han contratado y administrado la Salud, contratan un conjunto de actividades de Prevención de la Enfermedad y la Promoción de la Salud, y por evento la atención Hospitalaria, lógicamente el primero no va a realizar búsqueda activa de la población sana y el segundo solo debe esperar que la población se enferme, dos mecanismos reactivos que profundizaron el deterioro de la salud, la Seguridad del Paciente y la Calidad Asistencial, bueno, sin contar el mal manejo que las EPS le han dado a los recursos públicos asignados para atender una población específica, ampliamente denunciado en los medios.

Todo ello ha contribuido a que tengamos un Sistema de Salud más encarecido y una población más enferma, sin contar cuantos pacientes han fallecido presuntamente por el deterioro que la ineficiencia del Sistema de Salud les causo, incumpliendo su finalidad esencial, la cual es hacer gestión integral del riesgo en salud de sus usuarios a fin de identificar tempranamente los factores de riesgos que afectan a las personas, y con ello realizar acciones para promover su salud y evitar que aparezca la enfermedad.

En el 2014 sale un estudio del Observatorio Nacional de Salud sobre las muertes en Colombia que pudieron ser evitadas por el Sistema de Salud, entre los años 1998 y 2011. Allí se muestra que en ese período se presentaron en Colombia 2’677.170 muertes de las cuales 1’427.535 fueron clasificadas como evitables, que probablemente fueron pacientes diagnosticados tardíamente, que sus tratamientos y procedimientos quirúrgicos fueron inoportunos y la referencia de un paciente no fue autorizada por la EPS.

Con respecto a las UPC, que es el valor que el sistema reconoce por cada afiliado, por organización y prestación de servicios, el ministerio incremento el valor promedio de la UPC (8,20%) para el régimen contributivo de $746.046; y para el régimen subsidiado, de $667.429, ahora cuando existía saludcoop este gastaba no más de 40.000 pesos por paciente cuando eran atendidos en otras Instituciones Prestadoras de Servicios de Salud (IPS), pero como existe la integración vertical, que les permite a las EPS tener sus propias IPS para atender sus propios usuarios, se gastaban en estas IPS por paciente aproximadamente 250.000 pesos, más de lo que deberían gastar, a su conveniencia para comprar clubes, edificios crear bancos, aseguradoras e enriquecerse.

Igualmente se pueden presentar conflictos te intereses, ya que en muchos casos al ser IPS y EPS al mismo tiempo, se restringe la autonomía médica, presionando y amenazando a sus propios médicos para que no ordenen medicamentos, tratamientos médicos, ni ayudas diagnósticas. Las EPS se valen de mecanismos riesgosos como poner límites a la autorización de servicios o tratamientos que ponen en riesgo al paciente del deterioro de su diagnóstico, como pacientes a los que el cáncer se les ha detectado o tratado cuando ya lo llevan muy avanzado.

Hacer contratación de servicios de salud con IPS que no cuentan con esos servicios habilitados y estas IPS a su vez, los contratan con otras, lo que es una práctica riesgosa, porque no está vigilando adecuadamente la atención que brindan a sus usuarios. Otro de los conflictos de interés de las EPS, es el manejo de la medicina prepagada, lo que no se les debería de permitir, debido a que la prestación y el cumplimiento del plan obligatorio en salud nunca lo van a prestar con optimismo, porque les conviene una prestación de servicio muy limitada para que los usuarios adquieran la medicina prepagada, lo que realmente es la atención normal que se le debe dar a un paciente.

Y para finalizar el estado está en la capacidad de hacer los pagos a las IPS directamente, ya lo ha hecho con los giros directos, solo necesita hacer la auditoría de cuentas y la auditoria clínica que se puede contratar ya que existen empresas especializadas en eso, no es necesaria la afiliación, basta con la cedula para identificarse, las IPS también pueden crear mecanismos de identificación como carnet o tarjetas para su población asignada, los pacientes pueden ser atendidos libremente en cualquier parte del país y puede organizar sus redes de atención y así no tiene que ceder los recursos de los colombianos.