Precaución en la Costa Caribe por llegada de “Otto”

Foto tomada de la Internet.

Otto se convierte en tormenta tropical y sus coletazos alertan la Costa Caribe

Lorena Henríquez

La foto muestra el impacto del oleaje en Bocagrande, Cartagena. Además, la Gobernación mantiene la alerta roja en varios municipios.

De acuerdo con el jefe de servicio de pronósticos y alertas de Ideam, los departamentos de Bolívar, Sucre y Córdoba sentirán el paso del fenómeno.

La depresión tropical número 16 que se ha sentido en los últimos días en la Región Caribe, pero con más fuerza a San Andrés, evolucionó en las últimas horas a tormenta tropical. El fenómeno natural fue denominado Otto.

Según Christian Euscátegui, jefe de servicios de pronósticos y alertas del Instituto de Hidrología y Estudios Ambientales, Ideam, la tormenta podría convertirse en huracán en los próximos días.

“Es importante hacer seguimiento de las condiciones meteorológicas de la zona y del sistema mismo, a fin de determinar la consolidación de huracán”, explicó.

El encargado añadió que el fenómeno “seguirá generando bandas de nubosidad” en buena parte del centro y  sur de la Región Caribe, “especialmente la zona litoral, lo que generará algunas precipitaciones importantes”. Bolívar, Sucre y Córdoba son los departamentos más propensos, según Euscátegui, a verse perjudicados por el paso de la tormenta tropical.

No obstante, según el Ideam, en Atlántico la incidencia por el paso del fenómeno será poca.

El jefe de servicios de pronósticos aclaró que en esta zona se generará “una condición indirecta de lluvia”, que no sería tan notoria como la registrada el pasado fin de semana.

En ese sentido recalcó que en el Atlántico se presentarán algunas lluvias con ocasión de la formación de la tormenta tropical. “No sería de un impacto significativo como sí lo puede ser para San Andrés y Providencia y el sur de la Región Caribe”.

Por las lluvias que se vienen registrando en la región, el funcionario recomendó a la comunidad y a las autoridades activar los planes de prevención y de contingencia para atender posibles emergencias.

Alerta roja en Magdalena por deslizamientos y crecientes súbitas

Magdalena se mantiene en alerta roja, debido a las fuertes lluvias que han caído en los últimos días. Los organismos de socorro trabajan en el Distrito de Santa Marta y los municipios de Ciénaga, Fundación, Zona Bananera, Aracataca y Ariguaní ante el temor de crecientes súbitas de los ríos que descienden de la Sierra Nevada de Santa Marta. Según los pronósticos del Ideam, los habitantes de El Banco deben estar en alerta por el incremento del nivel de los ríos Magdalena y Cesar.

La directora de la Oficina Departamental de Gestión del Riesgo de Desastres, Daddy Gutiérrez de Erazo, explicó que por lo menos 2.200 familias de parceleros han perdido la totalidad de los cultivos en los corregimientos de Mata de Caña, El Cerrito, San Francisco, La Playa, La Candelaria, El Salto, Los Negritos, El Palmar, San Eduardo, La Curva, Guacamayal, San Felipe, San Roque, Santa Rosa, Sabanas de Agua y Algarrobal, en la zona sur y centro del Magdalena.

“La Zona Bananera se encuentra afectada en su totalidad. Poblaciones como Guacamayal, Riofrío, Prado Sevilla, las veredas de Macondo, el caserío Julio Zawady y Orihueca están inundadas”, explicó la jefe de esa dependencia.
Datos preliminares suministrados por el alcalde Holmes Echeverría a esa oficina detalla que por lo menos 1.000 familias resultaron afectadas con las inundaciones.

Disminución de dos metros en caudal del río Sinú

El coordinador de la oficina de Prevención y Atención del Riesgo de Desastres en Córdoba, Fabián Lora Méndez, dijo que la disminución del caudal en los ríos Sinú y San Jorge, en los últimos días, permite asegurar que por el momento no existe ningún nivel de alerta en Córdoba.

El Sinú, que rebosó en zona rural de San Bernardo del Viento la semana pasada, presenta un nivel de 5.3 metros, mientras que su máxima medida es de 7 metros.

“No tenemos ningún nivel de alerta, y por el lado del San Jorge existe la calamidad pública en Puerto Libertador. Estamos analizando el censo y la solicitud de ayuda humanitaria que se le hizo a la Gobernación”, indicó el funcionario.

Precisamente el San Jorge había rebosado en la vereda Nueva Ucrania, con un saldo parcial de al menos 150 familias afectadas.

Entre tanto la filtración del Sinú en zona rural de San Bernardo se controló con la construcción de tablestacados y costales llenos de tierra. Sin embargo, urge hacer trabajos preventivos, similares, a la altura del corregimiento los Gómez, en el municipio de Lorica, donde es necesaria una obra provisional.

“Según el Ideam, las lluvias se van a mantener hasta finales de noviembre. Esperamos que en Córdoba el comportamiento del invierno siga siendo manejable como hasta el momento”, precisó Lora Méndez.

Zona rural de San Bernardo del Viento.

Zona rural de San Bernardo del Viento.

Alerta marítima en Sucre  por coletazo de tormenta

En alerta permanecen las autoridades marítimas de Sucre ante el posible coletazo de la tormenta tropical Otto.

El teniente de fragata de la Capitanía de Puerto Jaime Sebastián López Díaz informó que las embarcaciones solo tienen permiso de navegar hasta las 2:00 p.m., a menos que tengan un permiso especial.

Asimismo, indicó que se tiene una constante comunicación con personal de las islas del Archipiélago de San Bernardo, quienes manifestaron que hay bastante viento frío. Por otra parte, cerca de nueve mil personas han resultado damnificadas en el departamento en la actual temporada de lluvias.

Los municipios donde más se presentan afectaciones por desbordamiento de arroyos son: Tolú, Colosó, Sincelejo y Ovejas.

Las emergencias más graves han ocurrido en Sincelejo y Corozal por el desbordamiento de los arroyos Colomuto y Grande, que dejan a su paso ocho mil damnificados.

Sin embargo, la Mojana continúa siendo la zona de mayor atención toda vez que con el aumento del río Cauca hay varios puntos vulnerables lo que dejaría centenares de damnificados.
José Nicolás Vega Lastre, coordinador en Consejo Departamental de Gestión del Riesgo, manifestó que los consejos municipales están en alerta y pidió a las comunidades que se abstengan de lanzar basuras a los caños y arroyos para evitar desbordamiento.

Declaran calamidad pública en La Guajira

El Consejo Distrital para la Gestión del Riesgo de Desastres de Riohacha declaró calamidad pública debido a las fuertes lluvias que han dejado 60 barrios inundados, 674 familias afectadas por el desbordamiento de las aguas.

Según el alcalde Fabio Velásquez, las comunas más afectadas son las 4, 5, 6, 7, 8, 9 y 10. Estas familias recibirán atención de los organismos de socorro y el distrito. “Hay daños e inundaciones en las viviendas e interrupciones del servicio de energía. Con esta determinación se espera agilizar las ayudas humanitarias para estas familias”, afirmó el alcalde.

Indicó que hay taponamiento de vías, colapso de alcantarillas e interrupciones en el servicio de energía de manera constante, por lo que con esta declaratoria espera agilizar las ayudas humanitarias. Mientras tanto, están siendo atendidas en albergues.

Kendry Magdaniel, secretario de Planeación Distrital, señaló que “ocho familias fueron trasladadas a un albergue temporal. También servirán de albergues algunas instituciones educativas y el Coliseo Eder Jhon Medina Toro, donde se suministrará a los afectados alimentos, cobijas y colchonetas para dormir”.

Plan de contingencia en Bolívar

En Bolívar la alerta roja se mantiene en municipios como Achí, Montecristo, San Jacinto de Cauca y Pinillos, ubicados en el sur del departamento. También se mantienen en alerta las poblaciones de Barranco de Loba, San Martín de Loba, El Peñón y Regidor.

La oficina de Gestión del Riesgo y Prevención de Desastres dio a conocer que se ha desplegado un plan de contingencia para evitar que se presenten emergencias.

El pasado fin de semana, en el corregimiento de Lomita Arena, jurisdicción de Santa Catalina, 150 familias resultaron afectadas por inundaciones. En el corregimiento de Sincerín, en

Arjona, 32 familias terminaron damnificadas por las lluvias.

En el corregimiento de Las Piedras, jurisdicción de San Estanislao de Kostka (Arenal), la ruptura de un chorro aledaño al Canal del Dique provocó afectaciones en esa zona, y en el municipio de Mahates, 200 familias perdieron sus cultivos.

Los dos últimos aguaceros dejaron en total 330 afectados, según dio a conocer Gestión del Riesgo.

Tomado de el Heraldo.