Profesor habría violado a 84 estudiantes de bachillerato

Imagen ilustrativa

Un profesor fue detenido en una escuela de Calderón, al norte de Quito, por presunto abuso sexual a 84 escolares con edades comprendidas entre los 12 y 14 años, informó hoy la Fiscalía General del Estado.

La Fiscalía precisó que con el apoyo de la Policía de Ecuador se logró detener al docente en la unidad educativa Comunitaria Intercultural Bilingüe Mushuk Pakari de Calderón.

“La fiscal Mariana Huilcapi, especializada en Violencia de Género de la Fiscalía de Pichincha, como parte de una investigación previa por presunto abuso sexual abierta en julio de 2017, solicitó la orden de detención del ciudadano Chuim Antonio Ch.”, profesor de ese centro, indicó en un comunicado la Fiscalía.

La detención se practicó por la mañana en el sector Cotocollao, al norte de la capital, y tras una audiencia de formulación de cargos se dictó una orden de prisión preventiva por el delito de abuso sexual.

Una portavoz de la Fiscalía aseguró a Efe que hasta la fecha han sido presentadas una decena de denuncias por abusos supuestamente cometidos por el detenido.

La fiscal, que actúa de oficio en el caso, indicó que los hechos se remontan al período lectivo 2016-2017 y que el profesor impartía varias asignaturas entre los escolares de los últimos años de educación básica.

Al parecer el docente se ganaba la confianza de sus víctimas, presumiblemente chicas, a las que llevaba a su domicilio y ofrecía alimentos y bebidas antes de cometer los abusos, de acuerdo con medios locales.

Entre 2014 y 2017 el Ministerio de Educación ha contabilizado 882 casos de abusos contra estudiantes en Ecuador, de los cuales 561 ocurrieron en centros escolares.

Uno de los más recientes y sonados se conoció el pasado 6 de octubre, cuando agentes allanaron una escuela al noroeste de Guayaquil, donde fueron detenidos un profesor y un inspector, que se encuentran bajo prisión preventiva por presunta violación de menores, mientras que un tercer sospechoso se dio a la fuga.

En ese plantel la Fiscalía sospecha de que al menos un centenar de menores fueron abusados, entre ellos cuatro en los que investigaciones médicas y psicológicas han certificado que los escolares sufrieron violaciones