Profesor universitario habría acosado sexualmente a una de sus estudiantes

Montería. Lo que muchas veces se rumora en las calles se convirtió en un caso de verdad, contado por una madre que le tocó vivir en carne propia la situación de saber que un profesor universitario le pidió favores sexuales a su hija para ayudarle en la materia que está a punto de perder.

Se conoció que una madre se acercó hasta un Abogado de la ciudad a pedir asesoría para denunciar al profesor que le da clases a su hija en una prestigiosa universidad privada de Montería, porque la citó a su apartamento para “arreglarle” la nota.
Todo comenzó cuando la joven que estudia medicina presintió que el profesor le había calificado mal el examen final de la principal materia del semestre que realiza. Según la Mamá de la estudiante, su hija se acercó al profesor que lleva la materia a preguntarle por la nota y el maestro la citó a su apartamento en el barrio El Recreo de Montería para entregársela.
La madre de la joven dice que ni ella, ni la joven le vieron malicia a la invitación, porque según ella, jamás pensó que el reconocido profesional, que se muestra como serio en la sociedad monteriana, fuera a salir con semejante propuesta indecente.
En su relato al Abogado, la madre de la estudiante contó que su hija llamó al profesor para decirle que estaba en el edificio que la había citado y él le pidió que subiera al apartamento.
Contó que cuando subió al apartamento encontró la puerta abierta y se anunció, a lo que el profesor le dijo que ingresara.
Dice que cuando su hija entró, el profesor universitario se apareció en calzoncillos queriendo saludarla con un abrazo y un beso.
Según la Mamá de la estudiante universitaria, su hija le pidió respeto al profesor y antes de abandonar el apartamento sacó su celular y logró grabarlo en calzoncillos antes que saliera a esconderse en una habitación.
Indignada con la Universidad
Pero para la Mamá de la joven universitaria, lo más indignante del hecho es que en los días siguientes acudió ante las directivas de la Universidad a denunciar al profesor y una de las dueñas del Centro Universitario la invitó a dejar eso quieto y no formar escándalo.
Dice la Mamá de la joven universitaria que la directora universitaria le recordó que el profesor era un personaje de la sociedad monteriana y que ese escándalo no le hacía bien a nadie y solo quedaron en hablar con él para que no se metiera más con la estudiante.
En momentos en que la madre de la joven universitaria habló con el abogado no se sabía si la Universidad le hizo llamado al profesor y tampoco se había atendido la solicitud que hizo la estudiante de medicina, de que otro profesor le revisara y calificara el examen que había presentado.