Programa de acceso con equidad a la educación superior

Jairo Torres Oviedo. Rector de Unicórdoba. Columnista de Río Noticias.
Comparte en tus redes sociales.
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

De acuerdo con el Ministerio de Educación Nacional, el programa de acceso con equidad a la Educación Superior Pública,tendría como bases conceptuales tres pilares:

1) Implementación gradual de la gratuidad por concepto de matrícula al acceder a la educación superior para población vulnerable. Esto incluye, trayectoria completa en IES públicas.

2) Excelencia educativa para el apoyo a estudiantes con mejor desempeño académico y en condición de vulnerabilidad económica.

3) Fortalecimiento de la Educación Superior Pública, para el fomento y crecimiento de la oferta regional en un marco de sostenibilidad financiera. Implementación gradual de la gratuidad por concepto de matrícula en el acceso a la educación superior para población con escasas oportunidades de estudio. Que incluya amplia trayectoria en IES públicas. Este programa reconocerá el valor de la matrícula (cobrado al admitido) de los estudiantes nuevos que ingresen a las IES públicas.

El Departamento Administrativo para la Prosperidad Social –DPS.Se sumará a la estrategia, aportando recursos para apoyar su sostenimiento a través de Programa “Jóvenes en acción”.

Lo positivo de este programa en mención es que, establece por primera vez en Colombia la gratuidad en la Educación Superior Pública para todos los programas, en todas las instituciones y modalidades; incluyendo un aporte para el sostenimiento del estudiante.

Se comprende, por razones presupuestales, más no conceptuales su gradualidad. De igual modo, no construye diferencias entre las IES; por el contrario, abarca las regiones.

Este programa de gratuidad ha generado en el Sistema Universitario Estatal – SUE, las siguientes inquietudes: el programa está dirigido una vez más, al financiamiento de la demanda y no de la oferta; por consiguiente, beneficia individuos sin fortalecer la institucionalidad educativa del Estado.

Algunos componentes del programa explican el argumento anterior. En primer lugar, se paga únicamente la matrícula-costo, de hecho, subsidiada por las IES, sin que estas obtengan beneficio presupuestal adicional alguno.

Empero, se les obliga a nuevos gastos de funcionamiento: deben verificar el estrato social y Sisbén de sus estudiantes para tramitar el desembolso de sus matrículas ante el Icetex, deben esperar el transcurso de dicho proceso para recibir el pago y hacerle seguimiento especial con programas de acompañamiento al núcleo estudiantil recibido.

En un escenario tan crítico como el que atraviesan las IES públicas en estos momentos, posponer el ingreso de importantes rubros presupuestales afectaría la liquidez en caja e impide la remuneración oportuna de nóminas y compromisos contractuales.

Como resultado del programa y dado que solo se reconoce la matrícula-costo, las IES perderían convenios que adelantan con diversas instituciones para apoyo a población estudiantil vulnerable;las cuales, soportan importantes costos operacionales.

En relación con lo anterior, el SUE propone que con base en la información histórica de matrículas, la clasificación por estrato social que se posee de los estudiantes admitidos y el costo operacional neto de cada programa, es posible calcular un monto que puesto en la base presupuestal de cada IES garantice el cubrimiento de cada cohorte con el primer ingreso; además, agilice procesos y elimine trámites burocráticos engorrosos con su respectivo costo; a la vez, produzca ahorros en funcionamiento para las IES, el MEN y el Icetex.

En este sentido, se benefician: la oferta educativa, el costo operativo del programa y las propias IES.Para ello, es necesaria la claridad correspondiente para la fuente del recurso y su continuidad en el tiempo.

Con respecto al programa de excelencia educativa o generación E, este es para reconocer y apoyar a estudiantes de mejor desempeño académico y en condición de vulnerabilidad económica.

Asimismo, el Consejo Nacional de Rectores del Sistema Universitario Estatal, señaló el rechazo a programas que, utilizando recursos públicos financien la demanda con destino a instituciones no oficiales, nos abstenemos de participar con análisis y propuestas al respecto.

Nuestra posición ha sido ampliamente discutida y difundida;“Los recursos públicos deben dirigirse a la oferta educativa solo en el sector público”, debe ser para el fortalecimiento de la Educación Superior Pública, dirigida a fortalecer lamisma.De esa forma,se promueve la oferta regional en un marco de sostenibilidad financiera.

Importante señalar que reiniciar programas de naturaleza similar al Programa ser Pilo Paga, sin fuentes claras de financiamiento, que no contemplan el sostenimiento pleno al estudiante, que lo endeudan a futuro y que se apropian de recursos destinados o que deben dirigirse a la ampliación y calidad de la oferta pública, no son de nuestro interés.

Colombia debe asumir, por el contrario, la ampliación de cobertura y gratuidad plena con calidad, desde lo público. Por ende, todos los recursos posibles deben apuntar a dicho propósito.

Por: Jairo Miguel Torres Oviedo. Ph.D. Rector Universidad de Córdoba. Presidente del sistema Universitario Estatal SUE.