¿Qué es y para qué sirve el POT?

La Perla del Sinú.

Columnista: JOSE JAVIER DE LA HOZ

El ordenamiento del territorio de los municipios no puede limitarse a la expedición de normas a través de las cuales se pretendan establecer derechos y obligaciones a cargo del ente territorial y de los ciudadanos, este concepto debe ser entendido como el conjunto de decisiones políticas ,administrativas y de planificación tendientes a disponer y desarrollar instrumentos que orienten el desarrollo del territorio regulando su utilización, transformación y ocupación acorde a las estrategias de desarrollo socio económico, esto siempre teniendo como eje transversal el medio ambiente, además de las tradiciones históricas y culturales.

Los alcaldes deberían tener siempre presente que el ordenamiento adecuado de su territorio complementa la planificación económica y social, un municipio que no organice su territorio esta condenado al fracaso.

Podemos definir el POT como la norma que nos señala la forma en que la ciudad puede hacer uso de su suelo, en que condiciones se pueden construir viviendas, desarrollar actividades productivas, de esparcimiento y culturales. El POT es el instrumento básico para el ordenamiento del territorio y en el deben estar contenidos los objetivos, directrices, metas, estrategias, programas, actuaciones y normas adoptadas para orientar y administrar el desarrollo del territorio y la utilización del suelo.

El POT tiene como finalidad procurar la utilización racional del suelo, la sostenibilidad ambiental, la preservación del patrimonio, la seguridad de la población ante situaciones de riesgo, pero sobre todo y la mas importante y que no se debe nunca dejar de tener presente es que el centro de este instrumento de planificación es el ser humano, los habitantes de las ciudades, quienes a través de unos buenos POT pueden lograr tener acceso a las vías, parques, colegios, hospitales y demás beneficios que ofrece el desarrollo de la ciudad.

En el momento histórico que atraviesa nuestro país es importante que en los POT que se están diagnosticando y formulando, las administraciones municipales tengan en cuenta aspectos como la migración de la violencia, la urbanización acelerada, la necesidad de articular el desarrollo regional, la necesaria e ineludible obligación de incorporar la gestión del riesgo y sobre todo que los POT adoptados estén acordes con los planes de desarrollo municipales.

Según las cifras oficiales el 74% de la población en nuestro país habita en zonas urbanas, esta cifra nos pone de presente la importancia que tiene una planificación adecuada del territorio articulando las relaciones del campo y la ciudad en el marco de la sostenibilidad ambiental.

 

JOSE JAVIER DE LA HOZ
Abogado Especialista En Derecho Ambiental Territorial y Urbanístico
Candidato a Magister en Derecho Ambiental y Urbano Territorial