¿Qué hará el Gobierno con el pago de $4,7 billones de Claro y Movistar?

El fallo más grande en términos económicos a favor de un Estado en la historia de América Latina se materializó este martes. Claro y Movistar (Coltel), saldaron la deuda que tenían con el Estado a causa de la denominada reversión de activos de telecomunicaciones. Eran $3,1 billones que le correspondía desembolsar a Comcel y $1,6 billones a Coltel, empresa en la que el Gobierno tiene un participación de 32,5%.

Es decir, el Gobierno nacional ya tiene $4,7 billones depositados mayoritariamente en dólares, en cuentas del Estado en el exterior. Una vez hecho el desembolso de semejante cuantía, no se puede dejar de preguntar en qué se va a gastar el Gobierno los recursos, y más en esta época de recortes presupuestales.

De acuerdo con el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, por ley el dinero deberá invertirse en el sector de las telecomunicaciones, ya que provienen de esa zona, no obstante, el Estado entiende que debido a la cantidad no puede disponer del dinero para un solo propósito, y más cuando hay sectores más críticos como educación y salud.

“Hay que ser prudentes porque Claro y Movistar no han apelado la decisión en instancias internacionales, por lo que hay que ser cuidadosos y dejar un saldo, por si se llagase a pasar”, indicó el jefe de la cartera para Blu Radio.

Si el Gobierno destinará algún porcentaje de este nuevo saldo a favor, deberá hacer ajustes normativos para hacer eso posible. En palabras de Cárdenas, el Estado entiende que hay necesidades en casi todos los sectores por lo que se “reevaluará” a qué darle prioridad.

Tomado de El Espectador.