Recomendaciones para evitar los ronquidos

Comparte en tus redes sociales.
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

El roncar es uno de los problemas de entorno más comunes en las familias y nocivos en las relaciones de pareja.

El ronquido ocurre por la estreches del flujo del aire en la garganta. Esto se produce por alteraciones en el cuello o por una relajación de los músculos en esta zona, provocando esa vibración del ronquido entre la úvula y el paladar en la parte de atrás de la boca, donde comienza la garganta. Aunque el ronquido no perjudica significativamente la salud, pero sí la estabilidad del sueño reparador por interrumpir el ciclo durante la noche, causando irritabilidad o somnolencia al día siguiente.

Estas son algunas recomendaciones del médico Santiago Rojas, asesor para Americana de Colchones para evitar roncar:

  1. Disminuir las comidas copiosas que provoquen pesadez antes de ir a dormir como granos, grasas y embutidos, más bien optar por fibras, hierbas y vegetales.
  2. Evitar el consumo de alcohol, porque los músculos de la garganta se relajan mucho más y permite que la vibración sea descontrolada.
  3. No dormir boca arriba, porque la lengua se desliza hacia atrás e impide el paso del aire, además es muy probable que la boca se abra involuntariamente y el sonido se vuelva estrepitoso. Lo ideal es dormir de lado con una almohada que cumpla con el espacio exacto entre el colchón y la cabeza.
  4. Optar por una cama con bases ajustables que permitan ubicar el espaldar a 30 grados y los pies a 20 grados. Esta postura antirronquido, además de evitar el edema de los pies porque la circulación mejora en miembros inferiores, evita la relajación de los músculos del cuello y ayuda a disminuir el reflujo, el cual favorece la irritación de la garganta causando en cierta forma el ronquido.

Ejercicios para evitar el ronquido:

  • Presione el paladar con la punta de la lengua y, luego empújela hacia atrás
  • Presione la parte de atrás de la lengua contra el suelo de la boca y después empújela a la punta de la misma contra los dientes.
  • Abra la boca lo más que pueda sin llegar a lastimar las comisuras y, empuje hacia arriba el velo del paladar a la vez que vocaliza la letra “A”.
  • Utilice los dedos para empujar las mejillas hacia fuera. Luego mastique un alimento fibroso como el apio. Recuerde que debes masticar por todos lados de la boca.