Registraduría tiene nombres de personas que votaron por mí y puede borrarlos: Petro

El candidato presidencial volvió a abrir el debate por la violación del voto secreto en las consultas del pasado 11 de marzo.

El candidato presidencial, Gustavo Petro, lanzó graves acusaciones contra la Registraduría Nacional del Estado Civil por la violación al voto secreto en las consultas del pasado 11 de marzo.

Petro hizo un llamado a quienes votaron en la consulta interpartidista para que revisaran si se encontraban inscritos en el Censo Nacional Electoral puesto que la Registraduría tenía los nombres de las personas que votaron a su favor y eventualmente podrían eliminarlos del censo.

De acuerdo a la campaña de Petro, una ciudadana denunció a través de las redes sociales que, a pesar de haber votado en la consulta, hoy no aparece inscrita para votar.

A pesar de conocer solamente un caso, desde la campaña prenden las alarmas al considerar que se trataría de la violación del derecho a elegir y ser elegido, y que seguramente se conocerán más casos después de realizar la denuncia ante los medios de comunicación.

“Es importante que todos los votantes de la consulta revisen si están inscritos. La Registraduría ya tiene todos los nombres y puestos de votación de las personas que votaron por mí y pueden borrarlos”, escribió Petro en sus redes sociales.

Desde la Registraduría han aclarado en varias oportunidades que el Censo Electoral se consolida una vez terminado el proceso de cierre de la inscripción de cédulas en los diferentes puestos de votación.

La génesis de este debate está en la presunta violación del principio del voto secreto que, de acuerdo al magistrado del CNE, Armando Novoa, no se dio en las votaciones del 11 de marzo. Según él, se hizo evidente que de acuerdo a si sufragaban por una u otra consulta, los jurados reportaban en formularios E-11 totalmente diferentes, teniendo entonces claramente el sentido y preferencia del voto de los ciudadanos.

“La Registraduría Nacional del Estado Civil quedó con una información supremamente detallada por cuál consulta decidieron sufragar los cerca de nueve millones de personas”, señaló.

En la sala plena del Consejo Nacional Electoral se encuentra en discusión un proyecto que le ordena a la Registraduría destruir los formularios E-11 que contienen los datos de ciudadanos que votaron en las pasadas consultas interpartidistas. Se espera una decisión en los próximos días.