Relato de vecinos dejan ver que policía no mató a su esposa por accidente

El patrullero Francisco Flórez Torreglosa, miembro activo de la Policía Metropolitana de Montería, asesinó con su arma de dotación a su esposa, Marisol Suárez Guette, de 23 años, en confusos hechos ocurridos en la residencia de la pareja, en el barrio La Granja, al sur de la ciudad, cuando este llegó del servicio.

El uniformado, quien está en poder de las autoridades, indicó que el crimen fue accidental y que se le disparó el arma. Sin embargo, algunos vecinos del lugar señalan que escucharon dos detonaciones, lo cual descartaría la versión del policía.

La mujer, quien recibió un disparo en el cuello, fue llevada a una clínica de la ciudad, pero llegó sin signos vitales, mientras que su esposo es investigado por la Policía con el fin de verificar si se trató de un accidente o de un crimen.

De acuerdo con lo señalado por el comandante de la Policía Metropolitana, coronel Carlos Rojas, se están adelantando las investigaciones con el fin de verificar la información sobre lo ocurrido y se que en las próximas horas se revelen algunos detalles, en coordinación con la Fiscalía.

Diario Siglo XXI en denuncias ciudadanas hechas a nuestro medio por medio de llamadas, nos dan una información reservada de como presuntamente pasaron los hechos reales en que fue asesinada Marysol, esposa del agente que supuestamente y como indico el informe oficial por parte de la institución, fue un accidente al accionarse el arma de dotación del agente adscrito a la metropolitana Francisco Flórez.

Pero según nos comentaron antes de los hechos se escucharon discutiendo a los esposos, luego nos indican que la muchacha estaba en ropa de estar en su casa, una lycra y una blusa, sale pidiendo auxilio a medida que va bajando las escaleras de ese apartamento y cae desplomada.

La joven víctima cae, es auxiliada por un vecino quien la socorre y para un taxi para que la lleve, en el afán nos cuentan con detalle que la joven quedo con los pies afuera por lo que hubo que acomodarla, comienza a llegar la gente y el taxista aturdido dice que no la lleva si no lo acompaña un familiar de la mujer.

Hasta aquí todavía no bajaba su esposo, la gente comienza a golpear el techo del carro del taxista y a decirle que se afane en llevarla y el se baja e insiste en que debe ir con un familiar por que no quiere tener problemas. Aún no ha bajado el agente según relato, cuando la multitud se ve más enardecida, es cuando baja el Policía encajadito y recién arreglado, cuenta el testigo y prende una moto negra en la que decide trasladar con el taxista llevar a su mujer a una clínica donde la joven mujer muere de un tiro recibido en su cuello.

“Mi llave esa no es la actitud de un man que accidentalmente se le salió un tiro y le dio a su esposa, uno sale de una y por que sale la muchacha primero corriendo pidiendo ayuda si el primero que debe ayudarla es el man”. Comento la persona que presencio los hechos en el momento.

Luego de esto continuando con el relato dice esta persona que fue cuando llego el agente algo trastornado y la policía lo conduce, y el resto o algunas pequeñas verdades son las que se han publicado por algunos medios de la ciudad.

Aunque todo los hechos son materia de investigación, quedan muchas dudas y solo los vecinos saben la verdadera historia, al parecer el joven policía celaba mucho y discutía con frecuencia con su difunta esposa joven.

Por otro lado están los relatos de los familiares, Ismael Guette, el tío y padre de crianza de la joven, asegura que el Policía era tan celoso que la familia casi no la podía visitar y que no viajaba casi a su pueblo natal corregimiento Villanueva (Valencia) por que él no le permitía hacerlo.

“Estamos seguros de que a Marisol la mato su marido porque el era muy celosos y posesivo, yo varias veces la llame para invitarla a un cumpleaños en el pueblo, y note que el no estaba de acuerdo. Esperamos que ella por ser una niña del campo y su familia también no quieran meternos el dedo en la boca con la versión de un accidente. Pedimos al CTI de la fiscalía que actué como lo indica la ley y no porque el crimen lo haya cometido un policía este quede impune” Expresó Ismael Guette.

Una prima y un hermano de la victima también aseguraron que Marisol debió dejar el trabajo porque el marido policía se lo pidió y también dejo de ir al gimnasio por que el se lo había prohibido “Ese fue el precio de una joven tan bonita se metiera con un hombre posesivo” relataron.

Suárez Guette se convierte en la mujer número 23 que ha sido asesinada en lo que va corrido de 2017 en el departamento de Córdoba, cifra que va en aumento si se tiene en cuenya que en el año 2016 se registraron 16 feminicidios.

Saquen sus propias conclusiones de este hecho que enluta a una familia y que aumenta el numero de atentados contra las mujeres en nuestro departamento.

Vía DiarioSigloXXI.