Se conmemora 20 años de la masacre de Puerto Libertador, Córdoba. 38 militares asesinado por la Farc

Comparte en tus redes sociales.
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Este ataque fue parte de una contraofensiva de las extintas Farc contra los grupos de autodefensa con quienes disputaban el control por el Nudo de Paramillo; el enfrentamiento entre estos dos grupos ilegales implicó ataques contra la población civil

El sur de Córdoba se convirtió en el escenario de uno de los hechos que marcó la historia del Ejército Nacional: en medio de cruentos ataques entre las extintas Farc y las Autodefensas Unidas de Colombia, 35 hombres del Batallón de Infantería Aerotransportado n.° 31 Rifles fueron asesinados cuando intentaban proteger a la población de Juan José, un corregimiento que quedó en medio del fuego cruzado.

El 22 de junio de 1999 en horas de la mañana, las tropas se dirigieron hacia esta zona por vía aérea; cuando se disponían a desembarcar por segunda vez, fueron atacados por cerca de 500 guerrilleros que atacaron la nave, impactándola en varias oportunidades; las unidades entraron en combate contra las Farc, a pesar ser superados ampliamente en número.

Tras horas de enfrentamientos, el balance fue aterrador: 35 militares murieron (un oficial, seis suboficiales y 28 soldados) algunos de ellos fueron torturados y asesinados con tiros de gracia según narran los sobrevivientes; seis uniformados más resultaron heridos y cinco fueron secuestrados por las extintas Farc (un suboficial y cuatro soldados voluntarios).

Quien más tiempo permaneció en cautiverio fue el Sargento Mayor Heriberto Aranguren, que estuvo secuestrado durante tres años y diez meses, junto con el Gobernador de Antioquia Guillermo Gaviria (Q.E.P.D) y su asesor de paz Gilberto Echeverri (Q.E.P.D); el suboficial logró sobrevivir a varios tiros de gracia que recibió en la cabeza por parte de sus captores, que intentaron evitar que fuera rescatado por tropas del Ejército Nacional.

Hoy, la institución resalta la valentía y sacrificio de estos héroes bicentenarios y sus familias, quienes hace 20 años ofrendaron su integridad e incluso su vida por la defensa y el bienestar de los colombianos; su sacrificio y entrega jamás serán olvidados.