Se encadenó para pedir una cirugía que necesita su hijo que está en la cárcel

Montería. Silvio Saúl Soto Llorente, se cansó de buscar ayuda para su hijo que se encuentra en la cárcel Las Mercedes de Montería y necesita una cirugía urgente, por eso acudió a las vías de hecho y hoy se encadenó frente a la Defensoría del Pueblo.

Señala que tiene un hijo detenido hace 19 meses y requiere de una operación en los testículos y hasta el momento nada que se la hacen.

Señaló que su hijo tiene afectada sus partes nobles, a raíz de unas patadas que le habría propinado un guardián, lo cual desencadenó en una enfermedad que le ha ido deteriorando los testículos.

“En varias oportunidades he acudido a la Defensoría del Pueblo y tampoco han hecho nada, por eso tomé la decisión de encadenarme como señal de protesta”, señaló el hombre.

Después de un tiempo de estar encadenado el defensor del pueblo, Víctor Daniel Castilla Plaza, lo atendió y tratan de ayudarlo.