¿Se está evaluando el riesgo en la cirugía plástica?

Las cirugías plásticas han venido en aumento, aunque las noticias a diario hablan de muertes de pacientes, en muchos casos por procedimientos realizados por personas no idóneas, en infraestructuras inadecuadas, entre otras. Pero también tenemos noticias de pacientes que fallecen o tienen una complicación que la acerca al riesgo de morir, en instituciones legalmente habilitadas, con estándares óptimos de calidad y personal idóneo, entonces es aquí donde nace la siguiente pregunta ¿Se está evaluando adecuadamente el riesgo en Cirugía Plástica?.

En las cirugías se deben implementar medidas preventivas para mitigar los riesgos antes de la cirugía, durante la cirugía y después de la cirugía, entre ellas la check list de cirugía segura de la OMS, pero además se deben considerar otras medidas, específicamente en las cirugías plásticas, la falta de estas medidas pone en riesgo al paciente se sufrir una complicación o un evento adverso, causado por fallas durante la atención del paciente y más concretas cuando hay riesgo de Tromboembolismo, entre ellas se pueden presentar fallas como:

Ausencias de protocolos de tromboprofilaxis, falta de adherencia a guías y protocolos médicos, falta de un check list para prevención de tromboembolismo antes de someter al paciente a una cirugía, realizar múltiples procedimientos en un solo acto quirúrgico, aumento en la duración del procedimiento, liposucciones de gran volumen, procedimientos combinados (liposucción, abdominoplastia y lipoinyecciones) y por último la inoportunidad en la atención durante la complicación, esta última debido a que la mayoría de las cirugías plásticas son realizadas en instituciones ambulatorias, las cuales no cuentan con la capacidad técnico científica para resolver esta complicación, mientras se realiza la reanimación y el procedimiento de remisión el paciente fallece antes de llegar a la institución receptora o después, pero con pocas opciones de sobrevivir, entonces nace otra pregunta ¿este tipo de cirugías combinadas (liposucción, abdominoplastia y lipoinyecciones) deben hacerse en una institución ambulatoria o de ámbito intrahospitalario?.

Pero cuando hablamos de ámbito intrahospitalario nos referimos a instituciones de alta complejidad que puedan dar atención oportuna cuando se presente esta complicación, con disponibilidad de otros cirujanos, de UCI e intervencionismo, además que estos pacientes requieren de una mayor observación de la que se puede brindar en una sala de recuperación y que el cirujano los evalúe un día después del procedimiento y no 8 días después, porque aunque la estadística menciona que el riesgo de mortalidad es de 1 en 5000 pacientes, la intención debe ser que no ocurra, acercarnos a cero y solo lo podemos lograr disminuyendo el riesgo. Otro interrogante que nace es si verdaderamente se está evaluando adecuadamente el riesgo en Cirugía plástica?, los riesgos a que se expone la paciente son muy altos y con consecuencias muy graves, pueda que un procedimiento de cirugía que se le realiza a un paciente este catalogada como cirugía ambulatoria, pero cuando son múltiples cirugías deben ser realizadas dentro del ámbito intrahospitalario y cuando hablamos dentro del ámbito intrahospitalario, no me refiero a dos habitaciones VIP, me refiero una institución con servicios de alta complejidad como son los servicios de; UCI, UCE, Servicios de Cirugías y ayudas diagnosticas de alta complejidad, además, que se deben determinar protocolos de prevención antes de la realización del procedimiento quirúrgico como la reservación de la cama en UCI.

Los pacientes más afectados son los pacientes sometidos a liposucción y abdominoplastia combinada con otros procedimientos, los cuales están en riesgo de un Tromboembolismo, según las estadísticas la mortalidad en cirugía plástica es 1 en 5.000 pacientes, ahora, si en un solo acto quirúrgico realizamos una liposucción y que además se va a realizar un procedimiento adicional de abdominoplastia, el riesgo de mortalidad aumenta de 1 en 3000 pacientes y si a esos dos procedimientos le añadimos la realización de la lipoinyecciones en glúteos, el riesgo aumenta de 1 en 1500 pacientes, por tanto no se está evaluando responsablemente el riesgo en la cirugía plástica.

Lo que nos debe llevar a revisar y regular que tipo de cirugías se deben catalogar como ambulatoria y cuales intrahospitalarias según la capacidad técnico científica para afrontar los riegos y complicaciones a que se expone el paciente. Además de exigir y hacer un reclamo a los tribunales de ética y la responsabilidad a las Sociedades Científicas de Anestesiología, Cirugía Plástica, Enfermería, Instrumentación Quirúrgica, entre otras, debido a que estos profesionales de la salud, no deben prestar apoyo a personas no idóneas para la realización de actos quirúrgicos sin el lleno de los requisitos legales, exigidos por las leyes de Colombia.