Se implementó programa D.A.R.E en Colegio de Montería

Implementación del Programa D.A.R.E

Debido a los positivos resultados obtenidos con el Programa de Prevención de Educación para la Resistencia al Uso y Abuso de las Drogas y la Violencia (D.A.R.E), la Policía Nacional continuará impulsando esta estrategia en los colegios en el área metropolitana de montería.

Esta herramienta pedagógica permite a los niños y adolescentes estudiantes de básica primaria y bachillerato recibir información y capacitación para evitar que sean víctimas del consumo de estupefacientes y de la violencia.

Para ello, profesionales de la Policía Nacional interactuarán con los menores por medio de modernos equipos y material didáctico con tecnología de punta con el fin de crear un ambiente ameno y lúdico con el cual no solo aprenderán a rechazar el consumo de drogas, sino que también fortalecerán El día de ayer fueron graduados 112 alumnos del plantel educativo Victoria Manzur, en la sede social de la Policía Nacional bieso, con la presencia de DR María Tobón, funcionaria del ministerio de educación, TC Luis ángel jara Gutiérrez comandante de la policía metropolitana encargado.

Objetivos del D.A.R.E
El objetivo principal de la Policía Nacional con el programa D.A.R.E., es contribuir con ayuda de los centros educativos a prevenir el uso y abuso de drogas entre los jóvenes, enseñándoles a ser miembros productivos de su comunidad, proporcionando a los adolescentes la información necesaria que les permita llevar una vida libre de drogas, alcoholismo y violencia; estableciendo relaciones positivas entre la familia, su entorno social y las autoridades.
Asimismo les enseña a confiar y denunciar a cualquier persona que se dedique a la distribución de este tipo de sustancias. Los instructores son miembros de la Policía que han recibido capacitación específica de la Fundación D.A.R.E. Internacional.

Otros propósitos 
Desarrollar conductas positivas como autodisciplina, buen juicio y responsabilidad.
Practicar estrategias para resolver conflictos pacíficamente sin el uso de la violencia.
Enseñar la importancia del respeto de sí mismo y de los demás.
Capacitar a los niños, jóvenes, padres de familia y docentes, enseñándoles a adoptar una vida saludable y libre de drogas, haciendo uso de las diferentes alternativas positivas y utilización del tiempo libre.