Se vestía como payaso para divertir a niños, pero el Día de la Madre cometió un perverso crimen

Se vestía como payaso para divertir a niños, pero el Día de la Madre cometió un perverso crimen.

El famoso ‘Doctor Aspirina’ amarró a sus hijos y mató a su expareja. “Sé que soy un monstruo”, habría dicho tras ser capturado, según medios locales.

Kevin Lapeire, reconocido por participar en diferentes shows de televisión y visitar a niños enfermos, era una celebridad en su trabajo. En Holanda, incluso, ganó el premio a mejor payaso del país.

Días antes del crimen, el ‘Doctor Aspirina’ había terminado con su exnovia, a quien identificaron como Caroline.
Con ella tenía tres hijos de 12, 15 y 17 años.

De acuerdo con la investigación, el pasado domingo Kevin llegó a la casa donde vivían con Caroline, en Bélgica, amarró a los menores y posteriormente acuchilló a su expareja.

Según se filtró a la prensa, Lapeire les habría dicho a sus hijos: “No soy más un payaso de hospital, sino un payaso del crimen. Así me haré famoso”.

Tras el asesinato, Lapeire continuó en la casa y hasta llamó a la escuela de sus hijos para decir que iban a llegar tarde. Sin embargo, ahí no había terminado todo. Horas más tarde fue visto con una pistola en la mano sobre un tejado de otra vivienda. Policías atendieron la situación.

Entonces, el ‘Doctor Aspirina’ comenzó a transmitir a través de Facebook cómo disparaba al aire y enfrentaba a los uniformados. Al verse rodeado por francotiradores, se rindió.

Miembros de la Policía llegaron hasta la casa donde vivía Caroline y hallaron su cuerpo sin vida. Los jóvenes, que se encontraban en el sótano, fueron liberados.

Autoridades investigan si Dietwin Haegeman, quien también fue arrestado y es amigo de Kevin, sirvió de cómplice en el asesinato.