Segundo caso de robo de una bebé en el hospital de Montería preocupa y da miedo

Montería. El robo de una bebé recién nacida del hospital San Jerónimo, de Montería, es preocupante y asusta, puesto que es el segundo caso que se registra en menos de un año.

Ayer, tras el robo y posterior hallazgo, todos celebramos, pero eso no puede desviarnos la atención de una preocupante realidad dentro del hospital más importante de Córdoba.

Nos preguntamos ¿Cómo saca una persona a una bebé que no es suya del hospital sin ningún problema? ¿No se tomaron correctivos tras el caso ocurrido hace apenas ocho meses?

En el primer caso ocurrido el pasado 25 de octubre de 2016 se cometieron graves errores, pero la sociedad los dejó pasar porque la mujer que los ejecutó sabía cómo operaba el hospital y supo actuar; sin embargo, tras este segundo caso no hay excusas de ningún tipo. Las directivas del hospital, más que rechazar el hecho, deben darle explicaciones claras a los cordobeses y garantizar que este tipo de situaciones no se repitan.

Gracias a Dios y a la Policía, los dos casos terminaron en el rescate de las recién nacidas, pero pudieron terminar en tragedia o en una búsqueda interminable de las víctimas. No es fácil identificar a una recién nacida, por lo tanto, es sencillo desaparecerla.

En el primer caso era una mujer con graves problemas mentales, lo cual pudo ocasionar una tragedia; para este segundo caso aún no se conocen los detalles de lo ocurrido. Solo se sabe que hay dos mujeres capturadas en el municipio de Chinú.

Lo único que puede librar al hospital de la culpabilidad en ambos casos, han sido los videos de seguridad que, aunque no son muy claros, al menos dieron detalles de las mujeres que cometieron el rapto.