Separan del cargo a dos policías por presunta violación a una mujer venezolana

El Comandante de la Policía del Atlántico, coronel Raúl Riaño, manifestó este martes que dos de los cuatro agentes de Policía que están implicados en la presunta violación de una mujer venezolana en el municipio de Sabanalarga fueron separados de la institución y deberán responder antes las autoridades por los delitos que se le acusan.

“La figura es la desvinculación o el retiro de la institución mediante una medida discrecional, que es una facultad que tenemos en este caso los Comandantes de Departamentos cuando hay una pérdida de la confianza institucional y una serie de argumentos, que están siendo investigados en el ámbito penal, en la parte disciplinaria, pero que también hace que se advierta una afectación a la imagen institucional y eso permite que se tome una medida discrecional que es le retiro de la institución mediante una medida administrativa”, dijo el coronel Riaño a Emisoras ABC.

Agregó que hay dos policiales que fueron retirados con la aplicación de esta medida, “pero hay unas investigaciones que involucran más uniformados, al menos dos más que están siendo investigados por la justicia ordinaria como corresponde, también por la justicia penal militar por presuntas fallas al servicio y disciplinariamente también hay unas investigaciones que se están llevando a cabo”.

Manifestó que todas las investigaciones son independientes. “Todas están cumpliendo una labor para escalecer y poder tomar las medidas que corresponden desde cada uno de esos ámbitos. Estas investigaciones no son solamente por parte de la Policía sino también por la Fiscalía General de la Nación, incluso por la Justicia Penal Militar, hay una investigación en curso”.

Indicó que desde que ha estado al frente de la institución en el Atlántico han sido retirados cerca de diez uniformados por medidas disciplinarias y por medidas administrativas han sido retirados del servicio activo otros tres.

LA PRESUNTA VIOLACIÓN

La presunta violación la denunció una mujer venezolana en el municipio de Sabanalarga. Al parecer fue en una trocha cerca de un motel, donde presuntamente fue violada por cuatro agentes de la Policía Nacional.

Los agentes habían reconvenido a un ciudadano que iba en una motocicleta y de parrillera iba la ciudadana venezolana. Ella relató que le pidieron los documentos de la moto al conductor, él les manifestó que los había dejando en la casa. Entonces uno de los policías la llamó y la metió a un monte y al parecer allí la accedió carnalmente. Cuando regresaron le dijeron al conductor de la moto que se podía ir que su compañera ya había pagado.

La mujer denunció el caso ante la Fiscalía y se hizo la investigación correspondiente.

El preservativo que utilizó uno de los agentes fue encontrado en el lugar de los hechos y ha sido clave en la investigación que se le sigue a los agentes del orden y es considerado uno de los elementos probatorios en contra de uno de los policias.

SON VARIOS CASOS DE ABUSOS

El abogado José Humberto Torres dijo este martes a Emisoras ABC de Barranquilla que el caso de la mujer venezolana no es el único que se ha presentado en el municipio de Sabanalarga, Atlántico.

“Hay otros cuatro casos más de violaciones a ciudadanas venezolanas, incluso hay una que fue accedida dos veces y en la última la dejaron sin la ropa, abandonada en un lugar enmontado, en una finca cerca del municipio”, relató el Torres.

Indicó que muchas personas que han llegado del vecino país, de manera ilegal, a ese municipio, han sido abusadas no solo sexualmente. El abogado explicó que por su condición de indocumentados no denuncian. “Eso lo que nos indica es que de alguna manera hay un temor generalizado en estas comunidades, familias de venezolanas que están viviendo en Sabanalarga en condiciones infrahumanas y merecen que las autoridades del Departamento, especialmente la oficina de la Mujer, tomen cartas en el asunto”.

“Estamos documentando los casos y la idea no solamente es presentarlos a los autoridades colombianas sino a las venezolanas que tienen obligación proteger a sus conciudadanos cuando están en un país distinto al de su residencia. Lo que estamos buscando es que por lo menos se les expida el pasaporte a esta personas. La idea es que una vez identificados los casos y las víctimas, las autoridades a las que les corresponda intervenir lo hagan” manifestó José Humberto Torres.