Sigue la ofensiva contra la Minería Ilegal

Los capturados.

En las últimas horas unidades policiales adscritos a la unidad Nacional Contra la Minería Ilegal y Antiterrorismo EMCAR UNIMIL, quienes en cumplimiento a la estrategias de intervención integral contra la explotación de yacimiento minero “EIMIN”, y estrategia nacional contra el crimen organizado ENCOR con las cuales se busca la afectación integral de los grupos ilegales en su parte financiera, por lo que desplegaron una serie de operativos de control las cuales arrojaron la captura de 02 personas y la incautación de elementos utilizados para la explotación de ilícita de yacimientos mineros.

Estos operativos fueron desarrollados en los municipios de Ayapel y Puerto Libertador, hasta donde lograron los uniformados quienes realizaron la intervención de 06 minas obteniendo como resultado la captura de dos personas de 18 y 22 años respectivamente, así mismo la incautación 01 excavadora marca Kobelco color amarillo, 05 motores, 01 planta eléctrica power master, de 50 galones de combustible ACPM, 50 metros de cable eléctrico, 01 cilindro con capacidad para 40 libras, 18.9 litros de aceite, las cuales eran utilizadas para realizar la explotación ilícita de yacimiento minero.

Los capturados y elementos incautados fueron dejados a disposición de la Fiscalía, por el delito de explotación de ilícita de yacimientos mineros y otros minerales. Con estos operativos se logra afectar de manera significativa las finanzas de la estructura criminal “Clan del Golfo”, las cuales se lucran económicamente de esta actividad ilícita.

En lo que va trascurrido del presente año el comando de Policía Córdoba ha efectuado la captura de 162 personas por el delito de explotación ilícita de yacimientos mineros y otros minerales y la incautación de 21 máquinas retroexcavadora.

El señor Coronel ENGELBERT GRIJALBA SUAREZ Comandante del Departamento de Policía Córdoba, agradece a la comunidad por la información suministrada, de igual forma da a conocer que la explotación minera ilegal ha causado una notoria afectación al cauce de diferentes afluentes hidrológicas en la región de Córdoba, acrecentado el riesgo de inundaciones y produciendo un daño irreparable al ecosistema.