Sobrecostos en Programa de Alimentación Escolar generaron pérdidas de $150 millones

La Contraloría General de la República, en una reciente auditoría a los recursos del Sistema General de Participaciones ejecutados por el municipio de Buga- Valle del Cauca, pude establecer que hubo sobrecostos en los precios del Programa de Alimentación Escolar, que generaron una pérdida de más de $150 millones.

De acuerdo con el organismo, el municipio celebró un contrato, con la Unión Temporal Buga Total, representada legalmente por Juan Manuel Rojas por un valor de $2.421 millones, para el suministro diario, durante 95 días, de 16.000 complementos alimentarios escolares, así como de 4.100 almuerzos. Sin embargo, “la Contraloría evidenció que la ecuación financiera del contrato no obedeció a ningún cálculo técnico que permitiera establecer el valor final del contrato, y en consecuencia tampoco los presupuestos oficiales para la atención del mismo.”, detalló el informe.

Aguacate bugueño a precio bogotano
Se identificaron otros sobrecostos en el cálculo del precio de las materias primas, donde se tomó como base para el cálculo la página web de la Corporación de Abastecimientos de Corabastos en la capital, “pudiendo haberse usado un referente regional como la Central de Abastecimientos del Valle del Cauca – Cavasa.”, explica la Contraloría.

“Mientras el kilo de aguacate en Corabastos se cotizaba a $3.000 pesos, en el Cavasa el mismo kilo costaba tan solo $2.000 pesos, el de plátano hartón en Corabastos costaba $1.363, mientras que en Cavasa sólo costaba $900 pesos. Fue así como se pactaron precios usando como referencia los altos costos de la capital, habiendo debido adoptarse los precios regionales del lugar de prestación de los servicios contratados.”, denuncia el organismo en su informe.

En relación al documento de la Contraloría, la alcaldía del municipio de Buga terminó pagado un mayor valor por el suministro de los alimentos requeridos para el Programa de Alimentación Escolar, sin que existiera ninguna justificación técnica que respaldara la contratación, ocasionando una pérdida de recursos por más de $150 millones.

Presuntos responsables
La Contraloría General determinó que los responsables de la pérdida de los recursos, serían presuntamente, el actual alcalde del municipio, Juan Andrés Latorre Herrada, quien obra como representante legal de la entidad contratante, así como su secretario de Desarrollo Institucional, Jorge Humberto Vásquez Racines, quien suscribió el contrato auditado con la Unión Temporal Buga Total.

Tomado de El Espectador.