Terminó proceso de extracción de caletas de las Farc

La Misión de la ONU en Colombia informó este viernes que finalizó el proceso de extracción de caletas de las Farc. En total, se desmantelaron 750 de las 998 caletas reportadas, en las que se contabilizaron 1238 armas, más de 26 mil kilos de material explosivo, 2647 minas antipersonales, 1761 municiones de mortero.

La Misión de Naciones Unidas en el país aseguró que “en los próximos días” se entregará la información respecto a las 248 caletas restantes. “Las caletas que no hayan sido desmanteladas, quedarán a disposición del Gobierno nacional, que contará con la colaboración de los ex integrantes de las Farc que trabajarán conjuntamente con el Gobierno nacional en la ubicación y desmantelamiento de dichas caletas”, se asegura en un comunicado.

En las operaciones de búsqueda y desmantelamiento de dicho material participaron 450 observadores internacionales, más de un centenar de integrantes de la exguerrilla, alrededor de 500 miembros de la Unidad de Policía Especial para la Paz y más de nuevel mil integrantes de las fuerzas militares. Se hicieron 283 horas de vuelo en tres helicópteros de ONU, más otras 210 horas en helicópteros del Gobierno y se recorrieron unos 40 mil kilómetros en vehículos, embarcaciones y loma de mula, explicó la Misión.

Además de las armas, también se encontraron: 488489 municiones de diferentes calibres de armas ligeras, 39849 metros de cordón detonante y mecha lenta, 4277 granadas, de mano y de 40 mm, 2647 minas antipersonal y 31868 iniciadores-estopines. El material inestable, como se fijó en los protocolos para tratar este armamento, fue destruido en los lugares donde fue encontrado.

De todas maneras, la Misión de la ONU también hizo la precisión de que la información entregada es “preliminar”, pues “en este momento aún existen equipos de trabajo que se encuentran retornando a las sedes locales desde donde remitirán la información al nivel nacional”.

Durante el proceso de búsqueda y desmantelamiento de las caletas, se presentaron varios incidentes. El 14 de agosto, el soldado profesional Gustavo Raab Salazar murió después de “pisar un artefacto explosivo”. El 16 de agosto, los soldados Luis Henry Beltrán Gómez y Daniel Díaz Debia resultaron heridos en las operaciones. El agente de Policía Reinel Escobar Sabogal resultó herido el 6 de agosto por el impacto de un proyectil en un enfrentamiento con “un grupo armado no identificado”.

El anuncio de la finalización de la extracción de la caleta se hizo un día después de que el Consejo de Seguridad de la ONU aprobara, de forma unánime, la instalación de una segunda misión en el país. Esta iniciará el próximo 26 de septiembre y se centrará, principalmente, en el acompañamiento y verificación del proceso de reintegración a la vida civil de los excombatientes de las Farc, vigilando los aspectos políticos, sociales y económicos del proceso.

Tomado de El Espectador.