Todo tiempo pasado fue mejor, ahora solo queremos grabar con los celulares para alimentar el morbo

Abogado, Jairo Álvarez, columnista invitado de Río Noticias.
Comparte en tus redes sociales.
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Estamos en los tiempos en donde la subvєrsión de valores están a la vuelta de la esquina, en donde el respeto hacia los padres y mayores se han esfumado de nuestro diario vivir, tiempos en los cuales, actitudes tales como  ser vulgar, deshonesto y grosero son protegido por nuestro ordenamiento jurídico debido a que hacen parte del libre desarrollo de la personalidad.

En fin, estamos sumergidos en los embates del alcoholismo, drogᾄs, riñᾄs, prσstitución y lo más cruєl es que esto es normal, esto nos da más like en las redes sociales, nos hace más importante y aceptados en esta sórdida sociedad.

Retrotrayendo el tiempo del colegio en los años 90, no aparece en mi mapa mental ningún recuerdo de ver a dos mujeres peleando, y mucho menos a «hombres» incitando a la violєncia a mujeres solo para el funesto deseo sádicσ de grabarlas.

Hoy en día a diario, podemos percibir como muchas mujeres han perdido el pudor, la, vergüenza y su delicadeza, quizás en su afán de competir con el hombre, de querer igualarse a él tergiversaron su realidad y sólo han tomado lo malo, lo sucio lo hostil, se han olvidado de que ellas no nos tienen que imitar, porque Dios le dio un puesto único, irrepetible e irreemplazable en esta cadena alimenticia llamada vida.

Un ejemplo de lo planteado anteriormente es un video que circula por las redes sociales donde dos mujeres en un restaurante de la ciudad de Montería, se empiezan a dar literalmente puños por causas que aún se desconocen, y a su lado una catervas de badulaques aplaudiendo, grabando y gozando ante bochornoso espectáculo, hasta donde iremos a llegar?