Trabajadores de la DIAN serán investigados por sus lujos y los de sus familiares

Investigados por la DIAN.

La hija de un funcionario de la entidad es propietaria de un Lamborghini, estudiaba en una de las más reconocidas universidades de EE.UU. y viaja constantemente. El CTI de la Fiscalía capturó a cinco miembros de una red de corrupción de la que harían parte funcionarios de la Dian que se habrían enriquecido ilícitamente manipulando y dejando entrar mercancía de contrabando al país a través del puerto de Buenaventura.

Se trata del jefe del Grupo Interno de Trabajo de Control de Carga de la Dian en Buenaventura, Omar Ambuila; su esposa, Elba Chará Gómez; su hija, Jenny Lizeth Ambuila Chará; un funcionario del Grupo de Control de Carga de la Dian en Buenaventura, Emilson Moreno Granja, y Gustavo Adolfo Rivas Arboleda. Los dos funcionarios de la DIAN serían las cabezas de la red. “Aprovecharon sus cargos para manipular los contenedores y alterar el contenido, o permitir que cruzaran sin ningún control aduanero”, dijo el director de finanzas criminales, Andrés Jiménez.

¿Cómo escondían sus bienes?

Los millonarios dividendos que recibieron los ocultaron constituyendo empresas fachada. También fueron girados a sus familiares para que adquirieran bienes y servicios que superarían su capacidad económica. A los investigadores les sorprendió, por ejemplo, los millonarios lujos que tenían la hija y esposa de Omar Ambuila.

Por ejemplo, su hija Jenny Ambuila “estudiaba en una de las más reconocidas y prestigiosas universidades en Estados Unidos, viajaba constantemente, recibía giros en dólares y asistía a los más famosos festivales de música electrónica en el mundo. Esta joven sería la propietaria de un vehículo Lamborghini de color rojo que habría sido comprado en Miami, al igual que una camioneta Porsche blanca”, reveló Jiménez.

Los fiscales encontraron que por el Lamborghini se pagó algo más de 300.000 dólares, es decir, cerca de 1.000 millones de pesos colombianos y, aunque justificaron los dineros diciendo que habían salido de la venta de una casa en el norte de Cali, en 2016, los peritos encontraron que ese año Ambuila no tenía bienes a su nombre. Los capturados ya fueron imputados ante un juez de Cali por los delitos lavado de activos, favorecimiento al contrabando, enriquecimiento ilícito y concierto para delinquir.