¡Trágame tierra! Se tatuó a su novia desnuda y una semana después terminaron

Malakye Brooks, junto a unos amigos, fue a pasar vacaciones en Ibiza. Allí también estaba su novia de aquel momento, Joanna.

Para él, y para ella, todo era felicidad. Había sol, había playa y, supuestamente, había amor.

Un día, en medio de la fiesta, la locura, y la euforia, Malakye y Joanna decidieron ir a un salón de tatuajes.

Él insinuó que quería tatuarse un retrato de ella, y esta le hizo una solicitud: que la dibujaran en topless. Todo estaba consumado, los dos dijeron sí.

Una semana después, con el tatuaje de 350 euros aún fresco y todavía adolorido, Joann decidió que no quería estar más con Malakye.

“Desde entonces todas las miradas se dirigen a mi espalda cuando estoy en la piscina o en la playa. Me hace gracia que me observen como un extraterrestre”, confiesa actualmente el joven.

El muchacho ha compartido imágenes del tatuaje en sus redes sociales, incluyendo un video de él y la que era su novia: