Tu hijo debe ayudar en el aseo del hogar antes de los 8 años, lo dicen los expertos

Comparte en tus redes sociales.
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Para que tus hijos no «odien» participar en las labores del hogar, es necesario desarrollar su responsabilidad en los roles de la familia desde antes de que entren a la primaria, de acuerdo a varios estudios y expertos.

Estos mismos estudios parecen indicar que los padres no los involucran con las labores del hogar porque tienen una percepción equivocada de los deberes escolares de sus pequeños.

¿Los estás consintiendo de más?

La doctora del Centro de Salud de Squirrel Hill en Pennsylvania, Deborah Gilboa, señala que los padres tiene una idea errónea de la prioridad de las actividades escolares de los niños: prefieren que los menores se enfoquen más tiempo del necesario en su tarea y, por ello, no les otorgan responsabilidades en el hogar.

Esa tendencia es confirmada por un estudio que realizó la compañía Braun Research, en la que se señala que el 82 por ciento de los padres encuestados afirmaron haber ayudado en la limpieza de su hogar cuando eran niños y solo el 28 por ciento restante estaba dándole una tarea de aseo a sus hijos actualmente.

Al priorizar la educación formal y descuidar la socialización familiar, los niños tienen menos capacidades para empatizar y solucionar problemas cotidianos. La doctora Gilboa especifica que enseñarle tareas habituales a los pequeños los convertirá en «solucionadores de problemas de buen carácter».

Cómo enseñarles a interesarse en el hogar

Deborah proporcionó al programa Today una guía para que los padres aprendieran a hacer que los niños se interesaran en los quehaceres del hogar. Para Gilboa, el secreto está en introducirlos desde el año y medio hasta los 3 en labores que no representen gran esfuerzo.

La experta afirma que los niños en ese periodo de vida quieren ser «niños grandes» y ese es el momento perfecto para enseñarles a participar en las labores del hogar. Ella recomienda una tarea sencilla que no implique estar cuidándolos: sostener el recogedor mientras tú barres sería ideal.

Cuando el pequeño llegue a la edad de entre 4 y 5 años ya se le pueden encomendar tareas que impliquen organización y clasificación de objetos. La doctora señala que es bueno dejarlos recoger sus juguetes y que los acomoden en el sentido que ellos consideren mejor.

A partir de los 6 años y hasta los 8, el menor ya es capaz de hacer tareas más complejas. Se puede empezar dándole una responsabilidad que realice a la semana, pero la doctora menciona que es recomendable una tarea diaria para construir el hábito. Sugiere lavar trastes o cuidar a las mascotas.

De los 9 a los 11 años, el niño ya puede realizar trabajos que necesiten varios pasos. Lavar la ropa puede ser una opción para que el menor adquiera la capacidad de seguir una planificación.

A partir de los 12, el pre adolescente comenzará a relacionarse con tareas que impliquen una responsabilidad mayor para su familia: lavar el coche y hacer las comprar son las recomendadas. La doctora dice que el mayor trabajo se le dará al adolescente cuando cumpla 18, momento en que deben aprender a manejar.

Finalmente, recuerda que tus hijos participen de las labores del hogar no sólo les ayudará en su vida adulta, también será un respiro para todas las labores que realizas todos los días: no están «ayudando», están participando.

5 tips para motivar a los hijos a colaborar con las tareas del hogar:

Como padres solemos pensar que las labores del hogar deben de ser compartidas por todos, sin embargo lograr que nuestros hijos pequeños comiencen a recoger sus juguetes y ropa sucia suele ser todo un desafío. A pesar de lo difícil que suele ser debemos de tener paciencia y con algunas estrategias fáciles lograremos que nuestro hogar esté limpio con la ayuda de todos.

#1 Limpio VS. Sucio

Si tenemos niños en edad preescolar, es muy recomendable enseñarles la diferencia entre limpio y sucio. Si duermen en un cuarto solo lo ideal será mostrarles qué es lo que pasa cuando no limpiamos, bastará con un día para que se den cuenta de lo importante que es mantener cada cosa en su lugar. Después de ayudarlos a limpiar su espacio es importante que les preguntemos qué les gusta más, ¿lo sucio o lo limpio?

#2 Asignarles tareas sencillas

Lo mejor que podemos hacer es distribuir las tareas según las edades de nuestros hijos. Si optamos por enseñarles tareas como lavar platos o su ropa debemos asegurarnos de retirar materiales peligrosos además de estar siempre pendientes de qué es lo que hacen.

#3 Domingo

Tal y como su nombre lo indica, el domingo es el equivalente a una pequeña mesada semanal, este dinero debemos dárselo a cambio de realizar sus tareas en el hogar. Con este método estaremos motivando a nuestro hijo a cooperar en casa, además de recibir un incentivo por su trabajo. Es muy importante decirles que sí no cumplen con sus deberes, la mesada del domingo queda suspendido, ya que es un premio por su trabajo.

#4 Satisfacción inmediata

Para muchos niños es eterno esperar a que llegue el fin de semana para recibir la recompensa por su buen trabajo, así que podemos optar por la recompensa inmediata; es decir, por cada labor bien hecha podemos recomenzar a nuestros pequeños, a lo mejor con una hora detelevisión o videojuegos. Lo importante es que sea algo pequeño y accesible, de esta manera podremos entregar la recompensa por cada tarea bien hecha.

#5 Divertirse limpiando

Puede ser que parezca increíble, pero no es así, ya que podemos hacer el quehacer de manera divertida. Podemos motivar a nuestros hijos a limpiar a través del canto y delbaile. La música movida nos ayudará a lograr un mejor efecto en nuestros pequeños, ni siquiera se darán cuenta que están haciendo un quehacer.