Una corta reflexión

José Javier De La Hoz. Columnista de Río Noticias.
Comparte en tus redes sociales.
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

No tenía planeado escribir este fin de semana, y es que cada que se exponen las opiniones sobre determinado tema sea cual sea salen esos cobardes escondidos en el anonimato que le brindan las redes sociales para atacar y destilar veneno por la sencilla razón de no compartir una línea de pensamiento, no obstante me encuentro en actividades académicas lejos de mi familia y al llegar al hotel el silencio de la soledad me permitió reflexionar sobre algunos aspectos de la vida que normalmente no son tema de mis columnas pero que quiero compartir con ustedes.

Las últimas semanas en nuestro país se vienen dando, como es costumbre, una variedad de hechos que van desde elecciones regionales, pasando por un bombardeo donde fallecieron 8 menores de edad que fueron reclutados por la guerrilla y finalizar el mes con la convocatoria de un paro nacional plagado de oportunismo político así se pretenda negar, oportunismo este que termina deslegitimado el derecho a la protesta, en medio de esta tremenda catarata de hechos es muy fácil dejar en un segundo plano temas que son más importantes que las desavenencias políticas que llenan los titulares de los medios de comunicación, y me refiero a la familia, amigos y a esos pequeños detalles que la vida nos regala.

El día a día nos lleva a estar enfocados en el trabajo, cómo ganar más dinero y cómo alcanzar el “éxito” profesional, especializaciones y maestrías se terminan llevando nuestra atención, y no es que este mal prepararse y estudiar, el problema surge cuando estos temas se vuelven el centro de nuestras vidas y terminan por decir lo menos anestesiando la capacidad para disfrutar los detalles que la vida nos brinda gratuitamente.

Todos los días nos encontramos con un avalancha de noticias donde literalmente la realidad supera la ficción y donde temas gravísimos se vuelven un elemento normal que adorna el paisaje noticioso de Colombia, ahí es donde me pregunto cual es el origen o génesis de la situación que se vive en este país?.

Personalmente creo que el origen de todo es la familia, como estamos construyendo familias, qué valores le estamos inculcando a nuestros hijos, que estamos haciendo desde ese micromundo que son nuestros hogares para que la historia de esos 8 niños reclutados de forma infame por la guerrilla y que luego murieron no se vuelva a repetir?, sera que estoy formando a mis hijos con los valores y principios para en el futuro no sean hombres corruptos que solo piensen en cómo hacer más dinero de forma fácil o le estoy formando de tal manera que tengan claro que debe esforzarse y trabajar duro para ser una persona exitosa?.

Si les estaré enseñando a mis hijos que el hecho de que alguien piense distinto no significa automáticamente que esta equivocado y que merece respeto?, si les estaré enseñando que el hecho de que alguien piense distinto no significa que sea un mal ciudadano?, si le estaré enseñando a mis hijos que los complejos de superioridad intelectual causan muchísimo daño?.

Sin temor a equivocarme creo que si como padres hacemos la tarea nos evitamos las marchas, los paros, las protestas, en fin, nuestro país podrá pasar la página y tomar el sendero que lo lleve a una verdadera Paz cimentada principios formados desde la familia , nada, absolutamente nada puede reemplazar las enseñanzas que impartimos en nuestros hogares para que las generaciones venideras disfruten de un país próspero.

Posdata: De mi parte decidí volver a casa hoy, disfrutar de la hermosa mujer que Dios me regalo como esposa y de los hijos que son la alegría de nuestro hogar, terminaré este año laboral mucho antes de lo que acostumbro y se lo dedicaré a los más importante, la Familia, te invito a que lo intentes tú también.