Ventilador de Luis Gustavo Moreno sigue soplando. Mencionó 15 nuevos nombres

Luis Gustavo Moreno, ex director de anticorrupción de la Fiscalía.

Mientras el fiscal Néstor Humberto Martínez confirmó que se avanza hacia un principio de oportunidad con el exdirector anticorrupción Luis Gustavo Moreno, el detenido prometió desnudar irregularidades cometidas en desarrollo del escándalo conocido como el ‘cartel de la toga’, que involucra magistrados y exmagistrados de la Corte Suprema de Justicia.

Además, y como muestra de tener la intención de que le sea avalado el principio de oportunidad, el polémico exfiscal mencionó en una declaración ante la Fiscalía a 15 personas que según su testimonio estarían vinculadas a ese entramado de corrupción y pretende demostrar cómo operaba el sistema de pago de sobornos en la Corte Suprema de Justicia, de qué manera se solicitaban, a quiénes se les cancelaban y qué favores se concretaron.

Además de revelar detalles de la participación de los exmagistrados Francisco Ricaurte y Leonidas Bustos, el magistrado Gustavo Malo y los congresistas Musa Besaile y Álvaro Ashton, Moreno mencionó a ocho más: los congresistas Mauricio Lizcano, Julio Gallardo, Argenis Velásquez y Nilton Córdoba; los exgobernadores Juan Carlos Abadía y Lucas Gnecco; el exmagistrado auxiliar Camilo Ruiz y el exalcalde de Villavicencio Franklin Chaparro, También aparecen en la lista de mencionados por el exfiscal el senador atlanticense Álvaro Ashton, los excongresistas Julio Manzúr y Luis Alfredo Ramos, quien representó como abogado defensor.

Sin que se sepa de qué va a hablar, aunque se supone que puede ser sobre el proceso por presuntos nexos con el paramilitarismo que tiene abierto en la Corte Suprema, el expresidente del Congreso, Mauricio Lizcano, expidió este viernes una declaración en la que señaló que jamás ha visto a Moreno, que nunca ha tenido contacto con él y que sus abogados han sido Yesid Reyes y Carlos Solórzano.

El senador Lizcano le pidió a la Fiscalía que investigue quién está detrás de Moreno y trata de enlodarlo en el cartel de la toga.

Sobre los demás, el denominador común es que, salvo Camilo Ruiz, incluido en la lista porque fue el magistrado auxiliar del señalado Gustavo Malo, todos afrontaron o están pendientes de procesos ante la justicia. Al parecer, las revelaciones de Moreno se inclinan a documentar de qué manera en algunos casos él obró como abogado en alianza con administradores de justicia, o se enteró de pagos para intervenir en diferentes expedientes, sin que ello se traduzca en absoluciones o inhibitorios.

Lo único claro es que hasta el momento las confesiones de Moreno han sido acogidas por la Fiscalía y la Corte, y ello se prueba en la difícil situación que afrontan Francisco Ricaurte, Leonidas Bustos, Gustavo Malo y Musa Besaile.

Vía: Monteríaradio38grados