Ya hay más de medio millón de ‘ninis’ en el país

Ni estudian, ni trabajan, tampoco buscan emplearse y, en el 80 % de los casos, pertenecen a estratos bajos. Esas son las características que a grandes rasgos definen a los 580.000 ninis de entre los 15 y los 24 años que existen en Colombia, 370.000 mujeres y 212.000 hombres.

Son el 16 % de la población comprendida en esa franja de edad cuyos logros educativos están muy por debajo del resto de sus homólogos: solo el 19% del total de los ninis alcanzaron un título profesional antes de caer en esta situación comparado con el 38 % del resto de los jóvenes.

Es lo que se desprende del estudio ‘Perfil juvenil urbano de la inactividad y el desempleo en el país’ realizado por el Observatorio Laboral de la Universidad del Rosario en las 13 principales ciudades el país. El documento alerta de la vulnerabilidad de la que son objetos estas personas: no solo se convierten en sujetos improductivos, sino que dejan de avanzar en su trayectoria académica, no acceden a experiencia laboral y se marginan de los espacios económicos y sociales.

Para los investigadores, las razones para no trabajar ni estudiar que tienen hombres y mujeres son radicalmente diferentes. Mientras un porcentaje importante de los primeros son desempleados, el 92 % de las mujeres están dedicadas a labores en el hogar. Esta situación pone en riesgo su proyecto de vida a futuro, alerta el estudio: “A largo plazo, la circunstancia de la marginación educativa y la inactividad laboral se juntan con una temprana maternidad, marginando definitivamente a estas mujeres de las perspectivas laborales”.

Hay que añadir que al menos 85.000 de los hombres ninis que formaron parte de la investigación ni siquiera ayudan con el oficio en sus hogares ni con el cuidado de los hijos en caso de tenerlos. Solo el 10 % del total de participantes masculinos lo hace, frente al 52 % de las mujeres que también.

En cuanto a las horas dedicadas a desarrollar esas tareas durante la semana, ellas destinan un promedio de 18,7; ellos, apenas 9 horas.

Los ninis y la educación

“El fenómeno de los ninis está directamente relacionado con el hecho de que para una buena parte de los jóvenes la educación no resulta atractiva, no les parece rentable o bien los sistemas de retención educativa no están funcionando”, recoge el documento.

Los investigadores añaden que para el 16 % de la población joven colombiana, formarse para el trabajo o especializarse en un tema no representa una prioridad. En el caso de los ninis, casi el 50 % de ellos alcanza únicamente un nivel de educación media y un 9 % (53.768) solo la primaria o no tienen ningún tipo de estudio.

Para Martha Pinto, directora del Centro de Liderazgo y Gestión, el desempleo al que están sujetas estas personas está estrechamente ligado a la pertinencia del sistema educativo. Asegura que este grupo poblacional representan un signo de descomposición social porque no le aportan nada a la sociedad, de ahí la necesidad de buscar un modelo de educación que garantice la permanencia de estos jóvenes en las instituciones educativas y su formación de acuerdo con las necesidades de las empresas

De hecho, como indica la investigación, el bajo nivel de formación de los ninis es un factor determinante de su desventaja a la hora de encajar en el mercado laboral, cada vez más especializado. “Cuando ingresan lo hace como mano de obra poco calificada, hechos que se ven reflejados en menores salarios y peores condiciones de trabajo”.

TOMADO DE LA REVISTA SEMANA