58.000 niños y niñas están en riesgo de reclutamiento por bandas criminales

En Medellín crece la preocupación por el aumento en las cifras de reclutamiento de menores que se registraron en 2020. Según índices de la Personería de Medellín, dados a conocer por El Tiempo, cerca de 58.000 menores de población vulnerable, entre los 9 y 18 años de edad están en riesgo de ser reclutados.

Según información del diario nacional, la entidad alertó sobre el fenómeno luego de hacer una investigación en los hogares víctimas, por lo que hizo un llamado a la Administración Municipal, a las familias e instituciones protectoras de menores.

Causales del fenómeno

De acuerdo con la información que recogió El Tiempo, esta problemática no es del momento, pero el aislamiento preventivo, que se decretó en 2020 debido a la coyuntura de pandemia, lo habría aumentado por dos factores: “la disminución de ingresos en las familias y la brecha digital y desescolarización de los menores de edad”.

“La principal causa que motiva a que los menores sean reclutados por estos grupos es el dinero fácil, debido a las dificultades que enfrentan los hogares del municipio de Medellín. Gran parte de ellos tienen dificultades para obtener recursos y con ello satisfacer las necesidades básicas, señaló en El Tiempo, William Yeffer Vivas Lloreda, personero de la ciudad.

Zonas más afectadas

La cifras que recogió el periódico nacional señalan que, durante los primeros cinco meses del año pasado fueron reclutados 128 niños, niñas y adolescentes en Colombia. El departamento donde más se presentaron casos fue Antioquia, que registró 22 casos entre enero y octubre, siendo Medellín la ciudad donde más se presentaron, con 16 incidencias, es decir un 50% más que en 2019.

Entes defensores de derechos humanos aseguran que, el fenómeno se da “de manera transversal, en mayor o menor medida, en todo el municipio de Medellín, donde entre el 10 y el 20 por ciento de las bandas que delinque en la ciudad, están conformadas por menores de 18 años”.

La información también asegura que los índices podrían ser más altos, debido al miedo de las familias a denunciar, ya que temen ser víctimas de represalias por parte de las bandas criminales.

Hechos que se presentan en consecuencia

Según el informe que recogió El Tiempo, una latente amenaza al reclutamiento puede ser una causal para que las familias se desplacen de manera intraurbana.

Hasta el 16 de diciembre, la ciudad registraba más de 2.000 declaraciones de desplazamiento forzado, entre los intraurbanos y los provenientes de otras regiones”, indica la información del diario nacional.

Según Leonardo Buitrago, subsecretario operativo de Seguridad de Medellín, la alcaldía está trabajando en este fenómeno, para brindarles herramientas y programas que los prevengan de caer en la delincuencia.

“Hemos ido buscando recuperar o no permitir que los jóvenes vean la delincuencia como una opción de vida. Los cambios culturales, los cambios de percepción ciudadana toman generaciones en cambiar y yo creo que en este año hemos hecho mucho. Es un delito que se está persiguiendo muy de frente por instrucción del alcalde y el secretario de seguridad, aseguró Buitrago en diálogo con El Tiempo.

Buitrago también aseguró en el medio nacional que, hasta el pasado 9 de diciembre, se efectuaron 23 capturas en flagrancia por este delito, frente a cuatro que se efectuaron en 2019.

El alcalde Daniel Quintero, por su parte, manifestó en la rendición de cuentas de su primer año frente a la administración de la capital de Antioquia, que se continuarán con las capturas de aquellos que “instrumentalizan menores de edad” en actos delincuenciales.

Compartir en

Comments are closed.