A propósito del Día Mundial del Medio Ambiente…

Artículo de opinión por: Javier de la Hoz.

En el año 1972 en el marco de la Asamblea General de las Naciones Unidas, se designó el cinco de junio como el día mundial del Medio Ambiente, ésto como una forma de recordar que ese mismo día se instalaba en Estocolmo, la conferencia sobre el medio humano, también conocida como la primera cumbre para la tierra. Sin lugar a dudas esto marcó un punto de inflexión en lo referente a la visión internacional sobre el medioambiente, ¡113 países participarón!. No obstante, se debe tener muy presente que la cumbre estuvo precedida de un arduo trabajo científico el cual permitió que la convocatoria tuviera un real impacto como sin duda la tuvo y sigue teniendo en la actualidad.

Soy un convencido de que en lugar de celebraciones debemos hacer reflexiones sobre nuestro comportamiento como seres humanos, al igual que el real compromiso que tenemos con el tan “cacareado” desarrollo sostenible. Algunos interrogantes que me surgen a propósito del día mundial del medio ambiente… ¿Será que ciertos personajes usan el discurso ambiental sólo con fines electorales?, ¿Por qué esta tendencia a inocular una alta carga ideológica a la defensa del medio ambiente?, ¿Por qué el silencio cómplice de ciertos activistas ambientales ante actuaciones de algunas organizaciones, que de un momento a otro, aparecen como contratistas de empresas causantes de graves daños ambientales?, ¿Por qué pretenden descalificar el trabajo en defensa del medio ambiente de quienes no pertenecen a su orilla ideológica?, ¿Por qué apoyar la descalificación de quienes creen que se puede hacer defensa del medio ambiente sin ser activista ambiental?, ¿Cuál será el origen de la arrogancia de algunos ambientalistas que se creen dueños de las causas ambientales?, ¿Cuando seremos capaces de incorporar el conocimiento ancestral de quienes habitan los territorios sin menospreciarlos?, ¿Cuando entenderán los ambientalistas de escritorio que si no conocen los territorios, todo lo que fórmulas desde tu oficina sufre un alto riesgo de rechazo?, ¿Si serán eficaces las sentencias en las que se reconocen los ríos como sujetos de derechos o más bien sólo sirven para titulares de noticias y alimentar egos?.

Formulo éstos respetuosos interrogantes teniendo en mi mente las más de 2500 víctimas del desastre de Minamata, hace ya casi un siglo causado por el vertimiento de toneladas de mercurio, trayendo como consecuencia alteración sensorial en manos y pies, pérdida de la vista y el oído, degeneración del sistema nervioso, parálisis y muerte.

Si Minamata te parece que está muy lejos mi estimado lector, permítame contarle que existen estudios que dan cuenta de la elevada contaminación de mercurio en nuestra amada Bahía de Cartagena. Adicionalmente, tenga en cuenta que Colombia es el tercer país del mundo que más contamina el medio ambiente con mercurio y el segundo sobre el planeta con más conflictos socio-ambientales.

La defensa del derecho humano al ambiente sano, más que discursos populistas o sentencias poco efectivas, en la práctica requiere de una verdadera voluntad para llevar a la práctica los principios del desarrollo sostenible, teniendo en cuenta sí o sí los conocimientos ancestrales de quienes habitan los territorios, para esto los actores involucrados deben despojarse de toda prevención, prejuicio y soberbia intelectual que en no pocas ocasiones llevan al fracaso múltiples proyectos que permitirían eventualmente llevar desarrollo económico a comunidades y generación de riqueza a los promotores de los mismos.

Javier De La Hoz
Abogado Especialista en Derecho Ambiental Territorial y Urbanístico
Magister en Derecho Ambiental y urbano Territorial
Especialista en Derecho Contencioso Administrativo
josedelahoz@lawyersenterprise.com
@javierdelahoz20