Abuelita se fue a vacunar y denunció que estaba secuestrada por su hija

“Ayúdenme por favor que estoy secuestrada por mi hija y su esposo”, son las palabras que escribió una abuelita, de 85 años, en una carta para pedir ayuda en un centro de vacunación contra el covid-19 en Iztapalapa (Ciudad de México).

“Tengo un año aquí encerrada y no me dejan salir ni a la puerta de la casa. Les pido que me saquen de aquí por favor”, decía el mensaje que entregó a la enfermera antes de que le aplicara la vacuna.

La anciana, identificada como Carolampia Díaz, entró sola al centro de vacunación y pidió auxilio cuando sintió que sus presuntos victimarios estaban lejos. Posteriormente, la enfermera entregó la nota a elementos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC-CDMX), de la capital mexicana, quienes resguardaban el lugar. Acto seguido detuvieron a las dos personas señaladas por la abuelita.

Al estar bajo el resguardo de la policía, la mujer, quien se convirtió en uno de los más de un millón de adultos mayores que han recibido la primera dosis de la vacuna en México, manifestó su alivio debido a que, según ella, la habían salvado de una vida de maltrato.

Sus presuntos secuestradores son una mujer, de 39 años, identificada como Laura Gámez Díaz -la hija de la denunciante- , y un hombre, de 59 años, identificado como Ramón Sánchez Gómez – el yerno -. Ambos fueron detenidos y presentados ante el agente del Ministerio Público correspondiente, que definirá su situación jurídica y realizará las indagatorias pertinentes.

El hecho se registró este domingo 4 de marzo en el centro de vacunación que está establecido en la escuela vocacional número 7 en la alcaldía Iztapalapa. La abuelita fue resguardada y trasladada a un lugar seguro, donde se dará seguimiento a su caso. Después de la detención, la adulta mayor reiteró en entrevistas con medios locales que la pareja la encerraban en su hogar, la tenían en condiciones deplorables y la humillaban.

Compartir en

Comments are closed.