Asesinan a excombatiente de las Farc

Diego María Yule Rivera, de 39 años, fue reportado por las autoridades como asesinado en la noche del jueves 7 de enero de 2021.

Yule trabajaba como mototaxista y, de acuerdo con información publicada por el periódico Q’Hubo Cali, tras sobrevivir hace más de cuatro años a un atentado en el municipio de Caloto, Cauca, se desmovilizó del frente sexto de las Farc en 2016 junto a sus hermanos.

A partir de su desmovilización, comenzó a ganarse la vida en la informalidad oficiando como mototaxista en Cali.

La confirmación oficial de su asesinato fue anunciada por el nuevo comandante de la Policía Metropolitana de Cali, Juan Carlos Rodríguez, quien contó al noticiero CM& que una de las hipótesis sobre su muerte relaciona a un pasajero que transportaba en la motocicleta como parrillero:

Este hombre se dedicaba al mototaxismo y al parecer fue agredido por su parrillero, que lo impacta con un arma de fuego en la parte posterior de su cabeza

El excombatiente habría perdido la vida tras recibir dos impactos de bala en el momento en que transportaba a un pasajero sobre la carrera 76C Bis Oeste con calle 3C, en el barrio Alto Los Chorros de la capital vallecaucana.

Lo que podría ser un ajuste de cuentas o alguna rencilla del pasado consternó a la comunidad que lo conocía desde que dejó las armas y pasó a reintegrarse a la vida civil. Ahora los familiares de la víctima temen por su vida, considerando que desde que se fue de Caloto, Yule había recibido múltiples amenazas y atentados contra su vida, hecho que forzó su desplazamiento a la ciudad.

Jorge Suárez, defensor de la paz y de los derechos humanos en Cali, se mostró dolido y consternado por la muerte de Yule y a través de su cuenta de Twitter exigió garantías para los reinsertados y para que no se viole el acuerdo de paz con la extinta guerrilla de las Farc.

Con la muerte de Yule Rivera van tres asesinatos a excombatientes guerrilleros en lo que va del año y 252 firmantes del proceso de paz asesinados desde 2016.

Así comunicó Suárez su rechazo al asesinato:

Yo quisiera decir que las segundas oportunidades a todos nos sonríen, quisiera no tener este nudo en mi garganta, pero aún no es posible. Después de cuatro años seguimos despertando con noticias de que asesinaron a firmantes de la paz. ¿Hasta cuándo? La paz necesita el compromiso de todos, no es fácil para muchos, pero necesitamos pasar la página y protegernos. Ya van 252 firmantes de la paz asesinados, al gobierno le exigimos garantías como defensor de la paz reitero que queremos vivir, no intentar sobrevivir

Entre tanto, mientras se adelanta la investigación para dar con el paradero de la persona que asesinó a Diego Yule, las autoridades contemplan como principal sospechoso y responsable del crimen a el pasajero que transportaba el reinsertado en su motocicleta.

Por otra parte, según el secretario general de la Organización de Naciones Unidas (ONU), el portugués António Gutérres, durante el último trimestre de 2020 en Colombia la ONU verificó 21 asesinatos, mientras que en todo el año fueron 73 casos.

Gutérres añadió que aunque el gobierno colombiano anunció la asignación de aproximadamente 13.500 millones de pesos a la Unidad Nacional de Protección (UNP), en septiembre de 2020, para cumplir con la orden de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) de cubrir las vacantes de escoltas y analistas, hasta el día de hoy no se ha contratado personal para preservar la seguridad de los antiguos actores del conflicto armado.

Compartir en

Comments are closed.