Así quedaron 40 casas gravemente afectadas en Bolívar por temblor

Las autoridades del departamento de Bolívar reportan grietas en viviendas y dificultades en el fluido eléctrico en ocho municipios.

Tras el sismo de 5.7 grados de magnitud que se registró en la mañana de este miércoles en el país, y que tuvo como epicentro los municipios de Mompox y Pinillos, en el sur de Bolívar, la Unidad de Gestión de Riesgos y Desastres de este departamento, reportó grietas en 40 viviendas de diferentes municipios y suspensión del servicio de energía en la subregión de las Lobas.

Ariel Zambrano, director de la Unidad de Gestión de Riesgos de Bolívar, explicó que aunque el movimiento telúrico sacudió todo el departamento, se sintió con mayor intensidad en el sur de Bolívar.

“Cada uno de los alcaldes nos han reportado toda la información correspondientes, las entidades nos entregan un barrido preliminar de 40 casas en los municipios de Mompox, Pinillos y Hatillo de Loba presentan afectaciones en la infraestructura, fisuras. También hay afectación en la infraestructura eléctrica en ocho municipios, por lo que se ha presentado debilidades en el fluido eléctrico”, dijo el funcionario.

En Mompox, donde se registra el mayor número de viviendas afectadas hasta el momento, el secretario de Gobierno, Roberto Polanco, dijo en diálogo, que continúan haciendo revisión de las estructuras.

“Queremos darle un parte de tranquilidad a la comunidad, hasta el momento tenemos reporte de 20 viviendas que presentan fisuras, pero gracias a Dios no hay casas caídas, no hay personas heridas y las iglesias que son construcciones muy antiguas tampoco presentan ningún daño estructural inicialmente”, señaló Polanco.

Los habitantes de este municipio bolivarense, declarado Patrimonio Cultural de la Humanidad, describieron como “impresionante” y “aterrador” los pocos segundos que duró este sismo, que según el Servicio Geológico Colombiano se registró a las 5:59 de la mañana de este miércoles con una profundidad de 65 kilómetros.

“Una cosa impresionante, el ruido que eso traía era un ruido espantoso (…) salimos ‘embalados’ (corriendo), ese temblor fue fuerte, yo salí en carrera para la calle. Todo el mundo en la calle estaba asustado, todo el mundo estaba corriendo, porque el ruido fue espantoso”, relató Adalgiza Caraballo, habitante de Mompox.

Compartir en

Únete a nuestro grupo de Whats App