Bienestar para los menores Afganos desamparados

Es indignante la situación que está pasando con el desplazamiento de los afganos tras las múltiples violencias y conflictos armados que se han presentado en estas últimas semanas. Los derechos de los niños a su integridad física y moral se han visto seriamente afectados en razón de que muchos niños quedaron separados de sus familias por el caos inminente que se vive en Afganistán tras la toma del poder por los extremistas  talibanes y centenares de éstos menores han sido evacuados de zonas de riesgo  sin el debido acompañamiento de padres o tutores legales  desde ese país, indicó en horas recientes  la organización de las Naciones Unidas. (ONU).

Advertisements

La situación es preocupante considerando que los Derechos de los niños están por encima de los derechos de los demás y por tanto deben ser protegidos de toda forma de abandono, o tratos crueles inhumanos o degradantes, incluyendo protegerlos cuando se les deja desamparados, a la intemperie de su suerte y mas aun conociendo el caos que se vive por culpa de los Talibanes. Y es que ya lo ha dicho la agencia de la antedicha  organización para la infancia, UNICEF, afirmando que entre ésta y sus socios contabilizaron alrededor de unos 300 niños separados de sus familiares y evacuados sin compañía desde el 14 de agosto hogaño, lo cual claramente demuestra la falta de cuidado y custodia hacia los menores afganos quienes tienen o tuvieron  la desdicha de vivir los azotes de los conflictos caóticos de su región.

Aunado a lo anterior, es posible que el número de niños desamparados aumente debido al ajetreo de las evacuaciones a zonas seguras. La directora general de UNICEF, Henrietta Fore señalo en un comunicado oficial lo siguiente: “Se prevé que este número aumente tras los esfuerzos de identificación en curso”, , quien expresó además su preocupación por el  bienestar y seguridad de los infantes, sumado a que la pandemia aún no ha acabado y por tanto no se les puede dejar abandonos con tantas crisis fusionadas.

Si bien la agencia de la UNICEF explicó que muchos niños quedaron aislados de sus familias cuando decenas de miles de personas se trasladaron masivamente hacia el aeropuerto de Kabul, en un intento desesperado por abandonar este país antes de que las fuerzas estadounidenses completaran su retirada, a fines de agosto, esto no es óbice para justificar que se les haya dejado desertados a su suerte cuando en realidad a ellos se les debía brindar máxima prioridad junto a un estudio, elaboración de censo, análisis y confirmación de tutoría legal y demás protocolos legales que permitieran identificar  a los progenitores de los niños y así constatar que los niños estarían sanos y salvos durante el forzoso desplazamiento.

Cabe decir que algunos niños no acompañados fueron evacuados en vuelos hacia los países de Alemania, Catar y otros países, en donde se les brindaría asilo y todos los servicios sociales que requirieran para la protección de sus Derechos.

En palabras mas, palabras menos, no me quiero imaginar lo mucho que debieron asustarse esos niños afganos al encontrarse de golpe, solos,  sin sus familiares en medio de la intrigante  crisis caótica en el aeropuerto, o al ser embarcados en un vuelo de último minuto  para efectos de  evacuación sin compañía se adultos responsables cercanos. Sobraría decir que  los niños separados son muy vulnerables cuando se les deja sin la compañía de personas adultas responsables que velen por su integridad.

La directora de la UNICEF se ha pronunciado frente al tema de abandono de los niños destacando que: “Resulta vital identificarlos rápidamente y que estén a salvo durante los procedimientos de búsqueda y reunificación familiar”, añadió, enfatizando que “todas las partes deben priorizar el interés supremo de los niños y protegerlos de abusos, negligencia o violencia”.

Es un alivio saber que actualmente, UNICEF brindara  apoyo técnico a los gobiernos que han acogido a niños evacuados y ayudara  a registrar a aquellos que no están acompañados de progenitores, para localizar a sus familias y procurar la forma de reencontrarlos. Por ende, esta agencia de las Naciones Unidas hace énfasis  en la importancia de proporcionar temporalmente a todos estos niños separados y/o no acompañados “cuidados especiales y seguros” en tanto se realizan las tareas antes  mencionadas.

No obstante a la voz de alivio anterior,  no basta solo  la necesidad de reunificarlos, sino que además, es indispensable el hecho de brindarles un entorno familiar en los países de acogida, así como permitirles quedarse con adultos responsables de confianza si partieron junto a ellos o de no, inscribirlos en programas de servicios sociales, de custodia y protección para los menores, en aras a la plena protección de sus derechos, los cuales priman sobre los derechos de los demás.

Compartir en

Comments are closed.