Buscando el amor tres niñas colombianas terminaron engañadas en Quito, se investiga posible caso de trata de personas

Un hombre, que se hizo pasar por un joven ecuatoriano, las engañó por redes sociales con fotos falsas y las menores emprendieron la ruta desde Nariño hasta la capital del vecino país.

El pasado 19 de octubre se perdió el rastro de tres niñas adolescentes provenientes del municipio de Cumbal, en Nariño, en la frontera con Ecuador. Las autoridades y las familias de las menores iniciaron una búsqueda exhaustiva, pero no contaron con que las menores habían salido del país en busca de una relación sentimental surgida de las redes sociales.

La última vez que se registró una aparición de las niñas fue el mismo 19 de octubre, en horas de la tarde, cuando dos de las pequeñas, que son primas, fueron de visita a la casa de su abuela a pocos metros de sus propias viviendas. Poco tiempo después, la mujer tuvo que irse a atender asuntos familiares.

A eso de las 7 de la noche, Elsy Amparo Cuaspud, la madre de una de las pequeñas, de 11 años, junto con familiares y allegados de las dos niñas, comenzaron a recorrer todo el territorio de Cumbal con el fin de dar con el paradero de las niñas. Durante la búsqueda, se dieron cuenta que otra menor hacía falta en el pueblo fronterizo, lo cual incrementó la angustia de los familiares, pues, según el colectivo Orlando Fals Borda, solo este año, han sido reportadas como desaparecidas 138 personas en Nariño.

Por no haber pasado 72 horas desde la desaparición, la estrategia de búsqueda se centró en llamar a personas conocidas y publicar alertas en redes sociales para difundir información de la vestimenta y fisonomía de las pequeñas.

Las dudas se resolvieron cuando las autoridades consultaron a compañeras de clase de las menores, con edades entre los 11 y los 14 años, quienes aseguraron que una de las niñas mantenía una relación virtual con un supuesto joven ecuatoriano, a quien conoció por redes sociales, confirmó Segundo Alpala, secretario de Gobierno del municipio.

Después de esto, la familia de las niñas accedió a las redes sociales de la menor y encontraron, efectivamente, que entablaba conversaciones con personas supuestamente residentes en Quito. Según El Tiempo, entre las promesas que les hicieron a la niña estaban guías por la ciudad para conocer la capital de Ecuador y que sus necesidades estuvieran cubiertas.

“La niña mayor habría dicho que iba a ver al novio, a quien conoció por redes sociales y supuestamente vivía en Quito. Físicamente no lo conocía. Le mandaban fotos falsas de niños bonitos. La menor estaba ilusionada”, afirmó la madre de una de las niñas a El Tiempo.

Según Nelson Parrado, comandante de la Policía de Nariño, las menores habrían sido engañadas por un hombre que las contactó en las redes sociales y convenció a una de ellas para que fueran novios.

La ruta de las menores

La menor de 14 años, que tenía una relación con el supuesto joven, convenció a su prima, de 11 años, y a una amiga de su misma edad de irse caminando desde la casa de su abuela, tres horas, hasta Puente de Sierra, conocida vía fronteriza, para buscar una ruta que las dejara acceder al vecino país.

Con dinero tomado de sus padres, la niña y sus acompañantes recorrieron 6 horas por tierra hasta llegar a Quito. A su llegada, recorrieron las calles de la capital de Ecuador sin rumbo. Las tres menores, visiblemente perdidas, llamaron la atención de las autoridades locales en la tarde del 20 de octubre.

Finalmente, las jovencitas regresaron a Colombia el 21 de octubre en la madrugada. Ante esto, la madre de la niña alerta a los padres de familia de los peligros que corren los menores de edad en las redes sociales. Las autoridades investigan si se trataba de una red de tráfico de personas que intentó aprovecharse de ellas.

Compartir en

Comments are closed.