Caballito de batalla en la campaña de designación de rector de la Universidad de Córdoba

La expresión “Caballito de batalla” se refiere a ese tema repetido que una persona o varias utilizan como argumento central para exponer su posición, o para atacar o defenderse de algo o alguien.

En la campaña de designación del rector de la Universidad de Córdoba hay uno de esos caballitos de batalla, que independientemente de la predilección que se tenga por tal o cual candidato, es bueno que se constate su veracidad o no, para que independientemente de quien gane o pierda, la verdad resulte ganadora.

Se trata de los veinte mil millones de pesos ($20.000.000.000) que supuestamente entraron a la universidad para la construcción de la biblioteca, la cual no se construyó y supuestamente se perdió la plata.

Si bien es cierto que entre la Universidad de Córdoba  y el Ministerio de Educación Nacional se suscribió el Convenio numero 0907 el 26 de enero de 2018, por un monto de diecinueve mil millones ($19.000.000.000), con una duración hasta el 31 de diciembre de 2018, el mismo fue terminado de mutuo acuerdo el 17 de mayo de ese mismo año a solicitud del supervisor por parte del Ministerio de Educación Nacional, en razón a que  “La continuidad del proceso implicaría la solicitud de vigencias futuras por parte del Ministerio, dado que el CDP número 52218 del 16 de enero de 2018 emitido por el Ministerio de Educación Nacional, corresponde únicamente a esta vigencia (no ampara vigencias futuras para lo cual se consultó con la oficina de planeación del Ministerio el día 2 de mayo de 2018, quien respondió “La vigencia futura podrá ser solicitada después de agosto y puede extenderse hasta 2021. Sin embargo, aclaro que los recursos de 2019-2020 irían en contra del presupuesto de dichas vigencias, luego no es posible hablar de aplazamiento”

Ante el corto tiempo disponible para la ejecución de la obra – menos de un año – y ante el panorama de incertidumbre en cuanto a los recursos para continuar durante las vigencias siguientes, el Consejo Superior Universitario responsablemente se abstuvo de incorporar los diecinueve mil millones de pesos ($19.000.000.000) en el presupuesto para ese año y se dio por terminado el mencionado convenio de mutuo acuerdo.

Las preguntas que hay que hacerse son las siguientes:

¿Qué habría pasado de haber tomado la Universidad la decisión de incorporar los $19.000.000.000 millones de pesos al presupuesto del año 2018 y ante la imposibilidad de terminar la biblioteca durante ese año, y pasar a vigencia siguiente y no tener asegurados los recursos por parte del Ministerio de Educación para culminarla?

¿No hubiera sido más frustrante e irresponsable que iniciaran una obra con un cronograma de vigencia del convenio de financiación tan corto – menos de un año –  que no daba tiempo para terminarla, por lo que quedaría a mitad de camino y desfinanciada por el problema de las vigencias futuras como ya lo había dicho el mismo Ministerio de Educación?

¿Cómo habría quedado la Universidad de Córdoba y sus directivas con una obra a medio construir, sin recursos propios para terminarla y con los inconvenientes presupuestales manifestados por el supervisor del convenio por parte de Ministerio de educación?

Es importante que la elección del rector de la Universidad de Córdoba esté generando el interés de todos en el departamento, pero ojalá y desde afuera de la U, desde las redes sociales no se siga ensuciando esa campaña, con señalamientos hacia uno u otro lado, señalamientos malintencionados en muchos casos, que demuestran animadversiones personales más que contradicciones en cuanto a las ideas y las propuestas.

No queremos el rector que más amigos tenga en las redes o que no teniendo muchos, si tenga los que más difamen. Los cordobeses queremos un rector que represente la academia de nuestro departamento. Que, si repite el actual, continúe con la innegable visibilizarían de nuestra Alma Mater y si escogen a otro, que no llegue a destruir lo construido, sino a seguir construyendo.

Compartir en

Únete a nuestro grupo de Whats App