Cadáveres abandonados en las calles, las imágenes que deja el COVID-19 en Ecuador

En Guayaquil, la ciudad con la tasa mas alta de mortalidad de Latinoamérica, el manejo sanitario de los muertos por coronavirus es un desastre.

Guayaquil, la zona cero de la propagación de la COVID-19 en Ecuador, se ve desbordada desde el punto de vista sanitario y logístico, con un creciente número de contagios y una emergencia sanitaria reflejada en decenas de cadáveres que durante días, en casas o en la calle, esperan sepultura.

La pandemia ha impactado con fuerza en el país vecino, que además se enfrenta a la escasez de medicamentos. Las últimas cifras autorizadas fijan en 1.520 los contagiados en Guayaquil, el 48% de los casos en todo el país, porcentaje que salta al 70,9% si se tiene en cuenta a toda la provincia de Guayas, donde se registran 2.243 casos de los 3.163 a escala nacional.

“El escenario es realmente dantesco, hay cadáveres en las casas, en las veredas, en las esquinas. La morgue está totalmente colapsada por la cantidad de víctimas mortales“, así describió la propia alcaldesa, Cynthia Viteri, la situación que atraviesa la ciudad.

La jefe de Guayaquil precisó que ya llegaron cuatro contenedores congeladores de 12 metros de altura, uno de los cuales ya está operativo en el Hospital Monte Sinaí, y a los que se sumarán la próxima semana otros seis. Los contenedores tendrán el objetivo de “evitar que la gente se quede con sus familiares muertos en casa mientras se les busca cristiana sepultura“, afirmó.

Es tan grave la situación que el cabildo de la ciudad también estudia convertir un gran terreno en un nuevo cementerio para que los guayaquileños puedan sepultar a sus seres queridos, después de que funerarias y organismos responsables de los trámites de defunciones se hayan visto desbordados.

Compartir en

Únete a nuestro grupo de Whats App