Capturan a cabecilla de mafia Italiana mientras hacía negocios de narcotráfico en Colombia

La Ndrangheta, el elemento criminal más poderoso de Italia, controla el tráfico del 80% de la coca de Europa con operaciones en España, Francia, Malta, Bélgica, Alemania, Eslovaquia, Suiza, Países Bajos, Albania, y Reino Unido.

Entre sus aliados en la importación de estupefacientes al viejo continente, se encuentran grandes grupos criminales latinoamericanos como los Zetas y el cártel de Sinaloa. No obstante, las operaciones criminales de grupos colombianos como las disidencias de las Farc y el Clan del Golfo llamaron la atención de esta importante mafia.

Eso llevó a que Alonso Alvaro decidiera llegar a Cúcuta, Norte de Santander, en marzo de 2019, para negociar en las selvas colombianas con los grupos al margen de la ley con producción de cocaína.

Según cuenta Semana, Alvaro se hacía llamar ‘Carlo’ y se consideraba el segundo hombre más importante de dicha mafia. Con 39 años, 30 de ellos fueron invertidos en actividades ilícitas que resultaron en nueve condenas en su contra. Desde la adolescencia, Alvaro ha sido acusado de robo, intento de homicidio, porte ilegal de armas, falsa identidad, asociación para el narcotráfico, recepción de bienes robados, extorsión y derrumbe de edificios.

El medio afirma que, por estas actividades, fue capturado por primera vez en 2003, pero no dejó de cometer delitos desde la cárcel. Su condena duró 14 años, recuperando su libertad en 2017.

En 2019, Alvaro llegó a Colombia y se camufló entre las personas como un turista convencional. Según fuentes del caso, en conversación con Semana, Alvaro era reservado, sencillo, hablaba poco español y se transportaba en una camioneta Mitsubishi Montero. En su arribo al país, tenía como meta exportar una tonelada del alcaloide hacia el viejo continente.

Para esto, se internó en el Catatumbo, viviendo dos meses en el espesor de la selva colombiana con la protección de un grupo insurgente con el que negociaba. ‘Carlo’ ignoraba el hecho de que la DEA, la Policía Antinarcóticos y la Dijín le seguían la pista de manera cercana.

Al no poder concertar un acuerdo con dicho grupo insurgente, Alvaro optó por hacer negocios con el Clan del Golfo. Según fuentes consultadas por el medio, el mafioso aseguró que ya tenía trazadas las rutas por las que iba a transportar la droga, que iría en primer lugar a Francia e Italia. La fuente revela que, en un principio, dijo que iba a comprar una tonelada, luego 600 kilos y finalmente, logró solo 340 kilos transportados el 15 de junio de 2019.

Mientras ‘Carlo’ orquestaba su transporte de estupefacientes, la Policía Nacional ayudaba a gestionar la operación llamada Buon Vento Genovese, en la que finalmente se capturó al menor de la familia Alvaro.

Un avión con la droga despegó del aeropuerto Rafael Núñez de Cartagena el 16 de junio de 2019. La droga, por otro lado, iba en velero hacia Génova, Italia. En el puerto de llegada, se capturó a Alvaro y a dos hombres de confianza. Semanas después, se logró la detención del financiero de la familia. En el operativo, se logró retener 935 millones de euros, destinados para pagar la droga.

Otros movimientos de Ndrangheta en Colombia

En 2013, según la prensa italiana, se capturó a un cabecilla de la misma banda, a quien la prensa llamó ‘el Pablo Escobar italiano’ y se posicionó como el narcotraficante europeo más buscado. Según las autoridades colombianas, antes de su detención podía exportar hasta dos toneladas de cocaína a Europa por mes.

En el momento de la captura, que tuvo lugar en un centro comercial al norte de Bogotá, el mafioso estaba en posesión de una cédula de identidad venezolana falsa a nombre de Silvano Martino.

A finales de octubre de este año, las autoridades capturaron a seis personas que presuntamente hacían parte de la mafia Ndrangheta. Las capturas se llevaron a cabo en simultánea en las ciudades de Barranquilla, Cartagena y Cali. Los capturados fueron Luis Antonio Mesa Obando, pedido en extradición por un juez de Nueva York por delitos relacionados con el narcotráfico; Eduardo René Martínez Meyer, Rodrigo Valera Argotti, Gustavo de Jesús Bru Liñan, Rubén Darío Murillo Mesa y Joan Mauricio Valencia Ríos

Compartir en

Comments are closed.