Ciclista que ganó etapa del Giro se retira por corcho que le dio en el ojo

El ánimo del ciclista eritreo Biniam Girmay debe estar en pleno descenso este miércoles porque su equipo tuvo que anunciar que el pedalista abandona el Giro de Italia. Girmay no se pudo recuperar del traumatismo que sufrió en su ojo izquierdo cuando el corcho de la botella de Prosecco que intentaba destapar para celebrar su triunfo en la etapa 10 de la prueba lo golpeó con dureza.

Advertisements

Girmay, 22 años, se convirtió este martes en el primer corredor negro de origen africano en ganar una etapa en una de las tres grandes carreras ciclísticas por etapas. Semejante conquista hacía presumir a muchos que el corredor podría tener un desempeño notable en la carrera.

La emoción por su hazaña hizo que Girmay se apresurara a destapar, como es tradicional, la botella del espumante Prosecco. Pero fue sorprendido por la velocidad con que el corcho salió despedido directo a su ojo izquierdo.

En principio, se creyó (y se esperó) que la cosa no iba a pasar a mayores, pero el ciclista tuvo que ser llevado después a un hospital por lo delicado de la inesperada lesión, definitivamente ajena a las que les pueden ocurrir los deportistas en esta disciplina, y sufrida ya fuera de competencia.

El equipo belga Intermarché optó por esperar hasta la mañana de este miércoles para tomar una decisión sobre la continuación del deportista en el Giro de Italia y ahora Girmay, que participa por primera vez en el Giro y compite de forma profesional desde 2020, será sometido a más exámenes oftalmológicos en el corto plazo.

“Evitar las actividades intensivas”

Su médico, Piet Daneels, precisó que se detectó “una hemorragia en la cámara anterior del ojo izquierdo de Biniam Girmay”.

“La evolución de su lesión va bien”, añadió. “Con el objetivo de minimizar el riesgo de expansión hemorrágica y de presión intraocular, se recomienda mucho evitar las actividades intensivas. Nuestra prioridad es una recuperación completa de la lesión y es por eso por lo que hemos decidido, de acuerdo con el corredor y la dirección deportiva, que Biniam no se presente en la salida de la undécima etapa”, afirmó.

En unos meses, Girmay se ha convertido en uno de los nombres importantes del pelotón internacional. Es el primer corredor africano es haber inscrito su nombre en el palmarés de una clásica (Gante-Wevelgem, a finales de marzo).

Fue segundo en la etapa de apertura de este Giro en Hungría, por detrás de Mathieu Van der Poel, y venció a ese corredor neerlandés en un largo esprint en la llegada de la décima etapa, el martes.

En la clasificación por puntos del Giro, Girmay se había aproximado a tres puntos del líder, el francés Arnaud Démare.

Van der Poel también sufrió un incidente en el descorche de una botella durante la ceremonia protocolaria que siguió a su victoria de etapa, aunque en su caso con más fortuna, ya que sufrió el impacto en el hombro.

Girmay, que llegó al equipo Intermarché en 2021, tras haber pasado a ser profesional el año anterior en el equipo francés Delko, destacó en la pasada temporada al conseguir la medalla de plata en la carrera Sub-23 del Mundial en Lovaina (Bélgica).

Compartir en

Comments are closed.