Cinco días de apertura y dos de cierre, la estrategia de la alcaldía para septiembre. Se estudia abrir nuevos sectores económicos

Los médicos intensivistas, Carlos Ruiz y Alejandro Castellanos, coincideron en afirmar que los resultados han sido positivos y que se puede pensar en apertura de nuevos sectores si la tendencia a la baja se mantiene.

La medida adoptada por la Alcaldía de Montería de tener 4 días de apertura y 3 de cierre, se mantiene. Sin embargo, el alcalde Carlos Ordosgoitia Sanin, tras una reunión con el Comité Técnico Científico en la tarde de este viernes, confirmó que para el mes de septiembre se implementaría la estrategia 5-2. “Estas dos semanas de agosto mantendremos la estrategia 4-3 y a partir de septiembre pasaremos a 5-2 (5 días de apertura y de 2 de cierre), manteniendo pico y cédula, con fin de seguir avanzando en la reactivación económica y la apertura gradual de sectores, sin bajar la guardia”, expresó el alcalde.

Aseguró, de acuerdo a lo que el mismo pudo constatar en las clínicas de la ciudad, que la criticidad ha bajado en la red hospitalaria lo que se ve reflejado en el porcentaje de ocupación de camas de hospitalización y de UCI; “sin embargo, no podemos bajar la guardia en estas dos semanas, consideramos que para septiembre, si los indicadores se mantienen como van, podemos iniciar la apertura gradual de otros sectores a través de pilotos”, expresó el alcalde.

El científico Carlos Ruíz, médico intensivista quien hace parte del Comité Técnico Científico conformado por la Alcaldía de Montería para orientar las acciones y estrategias para atender la emergencia sanitaria ocasionada por el Covid-19, expresó que el sacrificio que ha hecho la misma comunidad en acatar las medidas de la alcaldía sugeridas por el Comité Cieetífico están dando los resultados esperados; “vemos hoy una disminución del número de casos, el número de consultas, del número de pacientes que llega a la urgencia, del número de pacientes hospitalizados, en la UCI también ha habido una disminución un poco menor porque la cronicidad de los pacientes que están en UCI hacen que este número de camas no gire tanto, pero la tendencia es a disminuir”, dijo el científico.

Lo anterior, de acuerdo a lo expresado por Ruíz, significa que “si mantiene la tendencia de disminuir la tasa de contagio, podemos de una manera organizada, siguiendo los protocolos de bioseguridad, ir abriendo otros sectores de la economía para que todos podamos recuperar poco a poco la ansiada normalidad”.

Por su parte, el internista y endocrinólogo Alejandro Castellanos afirmó que gracias a la terapia “brake” (freno) que se implementó en los barrios con la estrategia PRASS, los resultados son positivos. “En la medida que se ha llegado a los barrios se han detectado más casos; el 60% de la población es asintomática, esa es la población que hemos rastreado y diagnosticado, y con la terapia “Brake” hemos ido a la comunidad que hemos diagnosticado y hemos sido agresivos con los manejos terapéuticos”, expresó el especialista.

Agregó que la manera más sencilla de evaluar el impacto positivo de las medidas y la estrategia implementada, es que “el día 14 de agosto  tenemos más de 100 UCIs desocupadas en la ciudad. Eso significa que se ha bajado la presión en UCI y en la hospitalización, porque a los pacientes los estamos diagnosticando en forma precoz y los estamos abordando; las curvas tienen que ir disminuyendo”, afirmó.

Agregó que “a nosotros nos duele el día que se mueren 57 personas hasta cuando se nos muere una, son seres humanos, pero toda enfermedad tiene una mortalidad y una letalidad como tal que escapa a las manos de cualquiera, pero lo que sí les digo a la comunidad monteriana, es que nosotros vamos por un excelente camino, pero no podemos bajar los brazos, hay que seguir con los protocolos de bioseguridad”, expresó Castellanos.

Compartir en

Únete a nuestro grupo de Whats App