Colombia registra hoy la cifra más alta de muertes desde que inició la pandemia

El Ministerio de Salud y Protección Social reportó, este jueves 10 de junio, 29.302 casos nuevos de covid-19 en Colombia. En las últimas 24 horas se procesaron 112.556 pruebas de las cuales 53.176 son PCR y 59.380 de antígenos.

Advertisements

El informe también señala que, 573 colombianos fallecieron a causa de la enfermedad en las últimas 24 horas. De esta manera, el país llega a un total de 94.046 muertes desde que el virus llegó al territorio nacional.

Al conglomerar todas las cifras, Colombia llegó a 3.665.137 contagiados, de los cuales 150.575 son casos activos y 3.409.076 corresponden a casos positivos que ya lograron superar la enfermedad.

En cuanto a las regiones con más casos reportados, Bogotá lidera con 10.702 contagiados, seguido de Antioquia con 3.475 y en tercer lugar Valle con 2.452.

Hay 873 conglomerados en el país. Los territorios son: Amazonas, Antioquia, Arauca, Atlántico, Barranquilla, Bogotá, Bolívar, Boyacá, Buenaventura, Caldas, Caquetá, Cartagena, Casanare, Cauca, Cesar, Chocó, Córdoba, Cundinamarca, Guainía, Guaviare, Huila, La Guajira, Magdalena, Meta, Nariño, Norte de Santander, Putumayo, Quindío, Risaralda, San Andrés, Santa Marta, Santander, Sucre, Tolima, Valle del Cauca, Vaupés, Vichada.

Así va la vacunación en el país: El más reciente reporte del Ministerio de Salud también señala que, hasta la medianoche del pasado 9 de junio ya se habían aplicado en Colombia un total de 12.206.104 dosis de la vacuna contra el covid-19.

Según el mismo informe, la cantidad de colombianos totalmente vacunados, es decir, aquellos que ya recibieron las dos dosis del biológico, asciende en este momento a 3.594.039 personas.

De igual manera, se detectó un aumento en el ritmo de vacunación, donde para el día se aplicaron un total de 228.299 dosis, de las cuales 58.938 corresponden a la segunda inyección.

Pacientes con cáncer, priorizados dentro del Plan de Nacional de Vacunación: Existen numerosos estudios y datos internacionales y locales que indican que entre la población con cáncer existe un riesgo incrementado de hospitalización, mayores requerimientos de Unidades de Cuidados Intensivos –UCI, que la población general y una mayor probabilidad de morir que la población sin enfermedades subyacentes.

Por ello, Nubia Bautista, subdirectora de Enfermedades No Transmisibles del Ministerio de Salud y Protección Social expresó que “el cáncer se asocia significativamente con desenlaces graves cuando los pacientes que lo padecen son infectados por el coronavirus. De allí que mundialmente, se haya incluido esta comorbilidad dentro de los eventos prioritarios en los planes de vacunación”.

Es sabido que el cáncer disminuye la capacidad del sistema inmunológico para responder a virus y bacterias, aspecto que se relaciona con la misma enfermedad o el tratamiento. Lo anterior, causa un aumento del riesgo de infección por COVID-19 entre los pacientes con diagnóstico de cáncer, cuando se comparan con la población general.

Del mismo modo, la baja respuesta inmunológica también puede exponer a esta población a complicaciones graves derivadas de una infección, lo cual podría retrasar el tratamiento y devenir en hospitalizaciones innecesarias que podrían afectar negativamente al pronóstico de la enfermedad, más aún en el contexto de la pandemia por SARS-CoV-2 (COVID-19).

Explicó la funcionaria, que la evidencia del proceso de vacunación contra diversos agentes infecciosos, en pacientes con diagnóstico de cáncer y enfermedades hematológicas es positiva. Luego, la balanza del riesgo beneficio en el proceso de inmunización contra el COVID-19, favorece de manera importante a los pacientes con diagnóstico de cáncer.

Cifras de cáncer y SARS-CoV-2

En el país los pacientes con diagnóstico de cáncer e infección por COVID-19 han sido hasta la fecha 13.662 casos, de los cuales cerca del 9 % (1.230) han fallecido, y un 2 % fueron clasificados en estado moderado y grave. Es igualmente importante considerar que la población fallecida a causa de complicaciones asociadas al coronavirus, se concentra en los mayores de 57 años.

Las personas que se mencionan a continuación están priorizadas para la vacunación contra el SARS-CoV-2 (COVID-19) en Colombia de acuerdo con la Resolución 430 de 2021:

– Pacientes con diagnóstico de cáncer.

– Pacientes con diagnóstico de cáncer en tratamiento activo.

– Pacientes con diagnóstico de cáncer en seguimiento.

– Paciente con diagnóstico de cáncer en lista de espera o trasplantados de medula ósea (trasplante de precursores hematopoyéticos u órganos sólidos).

A continuación, se presentan situaciones relacionadas con el tratamiento en algunos pacientes con diagnóstico de cáncer, que pueden ser ajustados al proceso de vacunación:

Recomendaciones generales en pacientes con diagnóstico de cáncer que se encuentran en terapia sistémica: – Siempre que sea posible, la primera dosis de la vacuna deberá administrarse al paciente dos semanas antes de iniciar tratamiento sistémico para el cáncer.

– Se aconseja que, para la segunda dosis, se mantengan los tratamientos de tipo sistémico o radioterapéutico para el cáncer.

– Se debe evitar que la aplicación de la primera dosis de la vacuna contra el covid-19, coincida con el día en que se aplica la quimioterapia o la terapia dirigida para el cáncer, ya que esto podría reducir la eficacia de la vacuna.

– Se aconseja que la primera dosis de la vacuna en los casos en los que sea posible elegir la fecha de vacunación, pueda ser aplicada entre dos ciclos y lejos del punto en el que la afectación del sistema inmunológico es mayor a causa del tratamiento para el cáncer. Consultar con su médico tratante.

Recomendaciones generales en pacientes con diagnóstico de cáncer que se encuentran en radioterapia: – Actualmente no hay ningún impedimento para la administración de la vacuna contra el coronavirus de manera concomitante con la radioterapia.

– En pacientes con tratamiento simultáneo con quimioterapia y radioterapia, es posible aplicar la vacuna contra el coronavirus siempre y cuando la quimioterapia no se realice el mismo día de la vacunación.

Recomendaciones específicas en pacientes con diagnóstico de cáncer en programación de esplenectomía o trasplante de progenitores hematopoyéticos: – Pacientes en tratamiento con globulina antitimocítica (conocida como ATG), rituximab u obinutuzumab, se debe esperar entre 3 y 6 meses para la aplicación de la vacuna.

– Ante programación de esplenectomía (retiro quirúrgico del bazo), se recomienda aplicar la vacuna entre 2 y 4 semanas antes de la realización del procedimiento.

– Ante programación de trasplante de progenitores hematopoyéticos, se recomienda aplicar la vacuna entre 2 y 4 semanas antes de cualquier procedimiento relacionado con el trasplante.

– En pacientes que recibieron un trasplante de progenitores hematopoyécticos debe evitarse la vacunación con vacunas basadas en virus vivos atenuados o vectores replicantes. Consultar con su médico tratante.

Recomendaciones en pacientes con diagnóstico de cáncer con trastornos concomitantes de la coagulación: – Se recomienda que la vacunación se realice con agujas de calibre pequeño entre 25 y 27 G.

– Se aconseja que posterior a la vacunación se aplique presión en la zona por 10 minutos después de la aplicación de la vacuna y se vigile la aparición de hematomas por 2 a 4 horas.

– Los pacientes que estén recibiendo warfarina deben tomarse un examen de “INR” 72 horas antes de la vacunación. Si este está en rango terapéutico, podrán ser vacunados. No es necesario suspender la anticoagulación, ni se recomiendan esquemas de “puente” con heparinas de bajo peso molecular.

Bautista manifestó que esto no puede constituirse como una barrera para acceder a la vacunación en estos pacientes. Sin embargo, los estudios en vacunación contra COVID-19 en población con diagnóstico de cáncer son escasos, de allí que los resultados en este grupo de personas no sean del todo previsibles.

“De dónde es necesario resaltar, que la vacunación contra el SARS-CoV-2 debe partir de una decisión informada y voluntaria, con conocimiento sobre los riesgos y beneficios de su aplicación. Es igualmente relevante que, si el paciente con diagnóstico de cáncer presenta dudas, consulte con a su médico tratante antes de la aplicación de la vacuna”, aclaró.

Por último, el presidente de la Asociación Colombiana de Hematología y Oncología, Virginia Abello, exhortó a la población con esta condición a vacunarse contra el covid-19, ya que tienen altísimo riesgo de complicaciones por coronavirus sobre todo cuando se está en tratamiento activo. “No hay ninguna contraindicación para pacientes con esta patología, así se evitarán las muertes y los cuadros graves”, ultimó Abello.

Compartir en

Comments are closed.