Colombiano condenado en EE.UU. por estafar a ancianos con loterías

Tito Lozada, un colombiano de 50 años de edad que vive en Los Ángeles, Estados Unidos, fue sentenciado a 33 meses de cárcel y al pago de 190.422 dólares de restitución, tras ser hallado culpable de un caso de estafa con tiquetes de lotería.

Sus víctimas eran adultos mayores a los que engañaba para que le dieran su dinero.

En total, Lozada y otros tres colombianos residentes en ese país timaron a más de una docena de adultos mayores, a los que les ofrecían falsos tiquetes ganadores de lotería.

Este esquema fraudulento funcionó entre marzo de 2017 y septiembre de 2019. La investigación reveló que Lozada y sus socias alquilaban vehículos y luego conducían por vecindarios buscando víctimas, que eran, en su mayoría, mujeres hispánicas de entre 65 y 85 años de edad.

Una vez localizaban a su víctima, un miembro de la banda se le acercaba y se aprovechaban de las emociones de las personas, diciéndoles que necesitaban ayuda para ubicarse e ir a una iglesia o incluso diciéndoles que estaban ilegalmente en los Estados Unidos y necesitaban ayuda para encontrar un abogado o servicios de inmigración. Así se ganaban su confianza.

Incluso, una de las víctimas identificó a Lozada como quien le robó el dinero y a otra condenada, María Luisa Henao, de 44 años, como la persona que lloró como una estrategia para ganarse su confianza y atraerla a la estafa. 

En medio de esa conversación, otro de los estafadores llamada al teléfono de quien estaba hablando con las víctimas haciéndose pasar como un funcionario de la lotería. En la llamada, el supuesto funcionario confirmaba que el boleto de lotería era ganador pero que solo podía reclamarse pagando un depósito en efectivo. En ese momento le pedían ayuda a la víctima para cobrarlo.

Era entonces cuando subían a las víctimas al vehículo alquilado y las llevaban a su casa o banco para que pudieran sacar joyas o dinero en efectivo, con el propósito de pagar el depósito del supuesto tiquete ganador. Una vez que el estafador tenía en las manos las joyas o dinero de la víctima, inventaba alguna trampa o artimaña para huir.

De esa forma lograron estafar a por lo menos 16 personas a través del sureste de California, a quienes les robaron al menos 190.422 dólares. 

Lozada se declaró culpable de un cargo de conspiración para cometer fraude electrónico en febrero de este año. Sus socias Henao, Mercedes Montañez, de 76 años, y Luisa Camargo, de 40 años, también aceptaron cargos y fueron condenadas a 33 y 27 meses de cárcel, las primeras dos respectivamente, y sobre la tercera, el juez la condenó a tiempo que ya había cumplido detenida.

Compartir en

Comments are closed.