Concejo de Montería le pone la lupa a la empresa Servigenerales

El Concejo de Montería adelantó el debate de control político programado a la Empresa de Servicios Públicos – Servigenerales, ante las múltiples quejas de los usuarios por el servicio de dicho operador.

El debate fue citado por los cabildantes: Billy Soto, Arleth Casado y Leonel Márquez, quienes, acogiendo los reclamos de los monterianos, convocaron a las Directivas de Servigenerales, previo envío de un cuestionario de preguntas.

Entre los temas más importantes por el cual fue citada la empresa encargada del servicio de aseo en Montería, se encuentran los referentes a las quejas por doble facturación, la falta de cobertura en la recolección de las basuras, licencia ambiental y manejo del relleno sanitario de Loma Grande, disposición de escombros, recolección de basuras en la zona rural entre otros.

El concejal Leonel Márquez, contextualizó de forma general sobre la situación actual del servicio de aseo en la capital cordobesa, asegurando que son múltiples las quejas de los usuarios ante la considerada ‘mala prestación del servicio’ por parte de la empresa Servigenerales.

Márquez Sanes, mostró evidencias de los comentarios negativos en redes sociales y medios de comunicación sobre los abusos del operador del servicio de Aseo en Montería. El cabildante fue más allá y demostró con informes de la Contraloría y Personería Municipal los hallazgos donde se evidencia las fallas de Servigenerales y carencia de un plan de acción en cuanto a la recolección de escombros, poda de árboles, lavado de vías y espacios públicos.

El concejal de Montería, Leonel Márquez cuestionó además el proceso de la ampliación de la Licencia Ambiental en el relleno sanitario Loma Grande, el cual recibe basuras de 23 municipios. “La comunidad vecina no ha tenido nunca participación a lo largo de los años dentro de las decisiones que se vienen tomando alrededor del mismo, desconociendo el artículo 79 de la constitución política colombiana”.

Sin embargo, lo más preocupante revelado por el cabildante Márquez Sanes, tiene que ver con el manejo de lixiviados (líquido resultante de residuos sólidos depositados), sustancia considerada según estudios como cancerígena. De acuerdo al informe de la Contraloría, vecinos del relleno sanitario y el Club Jaraguay denunciaron que reciben afectaciones por los malos olores y de las piscinas de lixiviados, las cuales están a menos de 10 metros de los espejos de agua, convirtiéndose en una amenaza en la parte ambiental.

A su vez, el concejal Billy Soto Madrid, otro de los citantes, solicitó con copia a la Contraloría, la licencia ambiental de ANLA, donde fue autorizada la cesión de Servigenerales a Urbaser, nuevo operador de aseo en Montería. Otra de las propuestas del cabildante Soto Madrid, fue enfocada en garantizar la prestación del servicio de aseo en algunos corregimientos y veredas. “Hay usuarios que deben caminar más de 1 kilómetro para depositar la basura en las partes donde llega el camión recolector, necesitamos un servicio incluyente para las comunidades más desfavorecidas“.

Soto Madrid, exigió además a la empresa Servigenerales un informe detallado de los recursos que reciben de parte de la administración municipal como subsidio para la prestación del servicio de aseo en la zona rural.

Por su parte, la concejal Arleth Casado, también citante al debate, mostró su preocupación ante la cantidad de desechos que recibe actualmente el relleno sanitario de Loma Grande.

La cabildante liberal indicó que según un informe de la Superservicios del año 2016, el relleno recibía diariamente 517 toneladas de basura, lo que acorta su vida útil al pasar de los años.

Ante esta crítica situación, la concejal instó a la empresa Servigenerales a buscar alternativas ante la disminución del tiempo de utilización del relleno sanitario Loma Grande, ubicado en Montería.

Compartir en

Comments are closed.