Conozca las principales causas de muerte de este siglo en el mundo

La Organización Mundial de la Salud (OMS) reveló este miércoles un informe que recoge las principales causas de mortalidad y discapacidad en el mundo entre el año 2.000 y el 2019. Y allí las dolencias cardiacas fueron la principal causa de muerte, representando uno de cada seis fallecimientos el año pasado.

Y es que pese al impacto de pandemias como la de covid-19 -aún no reflejado en el estudio, pues sus últimas cifras completas son hasta 2019-, siete de cada diez personas que murieron en el 2019 fue por causa de enfermedades no contagiosas, cuando en el año 2000 sólo eran cuatro de cada diez.

En concreto, el pasado año, nueve de los 55,4 millones de muertes en el mundo -un 16 por ciento- se debieron a dolencias cardiacas, dos millones más que en 2000, con un fuerte aumento de estos fallecimientos en Asia-Pacífico mientras que hubo un descenso del 15 por ciento en Europa.

La segunda principal causa de muerte el pasado año fueron los infartos cerebrales, también conocidos como ictus o derrames, con cerca de seis millones de fallecimientos. En tercer lugar se situaron las enfermedades pulmonares, con más de tres millones de muertes el año pasado, y en cuarto lugar otras infecciones respiratorias, con una cifra similar pero que ha ido en descenso con respecto al año 2000.

La OMS destacó que la enfermedad del alzheimer y otras clases de demencia han irrumpido en los últimos 20 años en la lista de diez principales causas de muerte, donde antes no se encontraban, e incluso ocupan ya el tercer puesto en continentes como Europa o América.

Otra enfermedad que en las últimas dos décadas ha aumentado su incidencia en la mortalidad global es la diabetes, con un ascenso del 70 por ciento en los fallecimientos por esta dolencia desde 2000, hasta situarse como la novena principal causa de muerte, con casi dos millones de fallecimientos el pasado año.

En el caso de muertes accidentales, los siniestros de tráfico siguen siendo una de las principales causas, especialmente en países de ingresos bajos, donde ocupan la séptima posición (con un aumento del 50 % en los fallecimientos en África desde 2000).

La OMS alerta también sobre el ascenso de las muertes por consumo de drogas en América, única región donde esta causa se encuentra entre las diez principales de mortalidad (en el resto no está ni entre los 25 primeros) y en la que los fallecimientos de este tipo se han multiplicado por tres desde principios de siglo.

Caen muertes contagiosas

Y mientras aumentan las muertes por enfermedades no transmisibles, el informe también muestra una gran reducción de los decesos ocasionados por enfermedades contagiosas en los últimos 20 años.

Este descenso queda especialmente evidenciado en el caso del Sida, que en 2000 era la octava principal causa de muerte en el planeta y actualmente es la decimonovena. Aún fallecen por esta causa casi medio millón de personas anualmente, señala la OMS, que subraya cómo en África este virus todavía es el cuarto principal factor de muertes.

Otra enfermedad contagiosa a la baja es la tuberculosis, que ha caído del séptimo lugar de hace dos décadas al decimotercero en el 2019, con una reducción del 30 por ciento en los fallecimientos globales, aunque aún ocupa el octavo lugar en África y el quinto en el sur de Asia.

Una tercera dolencia transmisible que sigue causando altos niveles de mortalidad en países en desarrollo es la malaria, que aún ocupa la sexta posición en las naciones más pobres, subraya la OMS.

Relación frente a la pandemia

A falta de reunir datos completos para 2020, la pandemia de covid-19, que ha causado más de 1,5 millones de muertos, podría contribuir a un fuerte aumento en los fallecimientos por enfermedades pulmonares y respiratorias (tercera y cuarta principal causa de decesos en 2019). Sin embargo, no parece, si la tendencia es similar a la del año pasado, que las enfermedades cardiacas y el infarto cerebral vayan a verse adelantadas por esas dolencias respiratorias como principal factor de mortalidad.

Mayor esperanza de vida

Tras revisar los datos, el estudio indica que la esperanza de vida media en el mundo ha aumentado en dos décadas de los 67 años de 2000 a 73 en el 2019, aunque la OMS afirma que sólo cinco de esos seis años adicionales se viven con un buen estado de salud.

Compartir en

Comments are closed.