Continúan los prolongados aplazamientos de audiencias – Caso Zapa Pérez

Por: Fausto A. Zapa Velasquez

Advertisements

La administración de justicia se ha convertido en una tragedia para muchas familias colombianas, que esperamos de ésta, unos trámites, gestiones, desarrollos y resultados ágiles y transparentes.

Pero, en muchos casos no es así, porque la justicia actúa muy enredada por tráfico de influencias provenientes de poderes económicos y políticos, lo cual la hace acudir a trámites parsimoniosos e intrincados, que, en vez de garantizar celeridad en los procesos, ocasionan lentitud e inesperados resultados, que posiblemente satisfacen y favorecen a personajes poderosos.

Esto además de revictimizar, afecta de manera drástica la tranquilidad, estabilidad y salud general de muchas familias humildes de nuestro país.

Relacionado con lo anterior, anoto el tristemente publicitado caso Zapa Pérez, cuyo proceso judicial para nuestra familia se ha convertido en una tragedia. Recordemos que en marzo de 2014 desaparecieron de manera forzada, y posteriormente asesinaron a mi hijo Jairo Alberto Zapa Pérez (Q.E.P.D).

En pocos meses su proceso judicial cumplirá nueve largos años; éste se ha caracterizado por muchos aplazamientos y suspensiones prolongadas de audiencias; también de varios estancamientos de muchos meses de duración en el Tribunal Superior de Justicia de Montería.

El juzgado Primero Penal del Circuito Especializado de Montería, últimamente requirió de varios meses para fijar fecha de continuación de la Audiencia de juicio oral de los delitos: desaparición forzada agravada y homicidio agravado. Pero ésta, que debió iniciarse el 25 de octubre del presente año fue aplazada.

Muy desesperante nuestra cruda realidad generada por estos sistemáticos aplazamientos; son horribles los enredos judiciales manifiestos por tantos prolongados aplazamientos causados, algunas veces por acción de la Fiscalía; otras por abogados defensores de los procesados, pero también por parte del juzgado. En fin, son varias las circunstancias que están contribuyendo no a la celeridad, sino a la dilación y revictimización en el caso Zapa Pérez.

Nosotros las victimas de este caso, de nuevo nos ilusionamos y esperanzamos en un real y rápido avance de la Audiencia de continuación del juicio oral, programada para los días 22, 23,24 y 25 de noviembre de 2022. Volvemos a confiar y afianzarnos al gran poder de Dios, para que impida nuevos aplazamientos y estancamientos.

Reiteramos que ya estamos cansados de ser victimas de tanta dilación, hasta el punto de condenarnos hasta hoy a casi nueve años de espera, para que brille una justicia transparente, que nos permita conocer toda la verdad de este caso lleno de dolor, y que cambió la cotidianidad, tranquilidad y todo lo demás inmerso en la vida de nuestra familia.

-Continuaremos reclamando justicia pronta y transparente, que permita responder urgentemente a tantos interrogantes que tenemos acerca del caso de nuestro familiar-

Compartir en

Comments are closed.