Córdoba otra vez en alerta naranja por la pandemia del Covid

La Gobernación de Córdoba a través de su Secretaria de Salud, decretó alerta naranja en el Departamento para mitigar los efectos de la pandemia por el Covid 19.

El objetivo de la alerta Naranja es también mitigar complicaciones de la población que puedan desencadenar en eventos adversos.

La alerta naranja se decreta en atención al informe emitido por el Centro Regulador de Urgencias y Emergencias CRUE respecto al porcentaje de ocupación de Unidades de Cuidados Intensivos con el fin primordial de salvaguardar la vida y la salud de los cordobeses.

RESUELVE:

ARTÍCULO 1. DECLARATORIA DE ALERTA: Declarar la ALERTA NARANJA en el Departamento de Córdoba, en atención al informe emitido por la Secretaría de Desarrollo de la Salud y por el Centro Regulador de Urgencias y Emergencias -CRUE- del departamento respecto al porcentaje de ocupación de Unidades de Cuidados Intensivos, con el fin primordial de salvaguardar el derecho fundamental de la salud de la población y mitigar el impacto de la pandemia por COVID-19.

ARTÍCULO 2. ESTRUCTURA DE INTERVENCIÓN PARA LA ALERTA NARANJA: Conforme al Sistema de Alertas Tempranas – SAT en el Departamento de Córdoba, se podrán implementar todas las medidas tendientes a garantizar la siguiente estructura de intervención:

1. Activación del Puesto de Mando Unificado, en coordinación permanente con el CRUE y las Secretarías de Salud Municipales.

  1. Verificación, gestión y análisis diario por parte de la Secretaría de Desarrollo de la Salud de Córdoba de la información de salud pública respecto del comportamiento del virus en el Departamento de Córdoba y de la capacidad instalada en salud en el Departamento a fin de establecer la variación que implique aumentar el nivel de alerta de la Emergencia.
  2. Seguimiento diario de la situación por el Puesto de Mando Unificado – PMU con especial atención de la Alta Dirección, conforme al informe presentado por el equipo de la Secretaría de Desarrollo de la Salud Departamental.
  3. La Secretaría de Desarrollo de la Salud Departamental a través del Centro Regulador de Urgencias y Emergencias – CRUE tomará la dirección y control centralizado de las Unidades de Cuidados Intensivos y de las Unidades de Cuidados Intermedios.
  4. Se activarán los mecanismos de referencia y contrarreferencia de pacientes centralizados en el CRUE.
  5. Se reprograman los procedimientos de baja complejidad, se suspenden las cirugías programadas, y otras actividades que generen ocupación de las camas de UCI y Hospitalarias como estrategias para liberar camas hospitalarias y así dar prelación a la atención de los pacientes COVID-19.
  6. Se podrán adoptar medidas sectorizadas o focalizadas de restricción de movilidad de personas, medidas de restricción total de movilidad de personas durante horarios específicos y restricciones a actividades comerciales.

8.Disponer y activar durante esta fase los recursos, áreas y personal de refuerzo requerido según la situación. Para esto, se coordinarán e implementarán las acciones de expansión requeridas.

  1. Activar los Equipos de Respuesta Inmediata de la Secretaría de Desarrollo de la Salud Departamental requeridos.

ARTÍCULO 3: GESTIÓN CENTRALIZADA DE LAS UNIDADES DE CUIDADO INTENSIVO Y DE LAS UNIDADES DE CUIDADO INTERMEDIO. La Secretaría de Desarrollo de la Salud, a través del Centro Regulador de Urgencias, Emergencias y Desastres -CRUE-, adelantará la gestión centralizada y demás facultades como consecuencia de la declaratoria de la Alerta Roja.

La Secretaría de Desarrollo de la Salud, como autoridad sanitaria en la jurisdicción en el departamento deberá adoptar y adelantar las medidas necesarias con relación a la operación del Sistema de Referencia y Contrarreferencia en todo el departamento, con el fin de disminuir el impacto de los efectos de la pandemia en la población, a través de un marco regulatorio y procedimental que garantice continuidad, integralidad y oportunidad en la atención en salud, asegurando la capacidad de respuesta hospitalaria eficiente de acuerdo con la disponibilidad de camas de unidades de cuidado intensivo, intermedio y hospitalización general, tanto para la atención de pacientes COVID-19, como para todas las otras patologías requeridas por la población demandante.

PARÁGRAFO: La Secretaría de Desarrollo de la Salud de Córdoba para efectos de la regulación y modulación de la prestación de servicios de salud, dispondrá de toda la Red Hospitalaria tanto Pública y Privada, como también de los prestadores de servicios de transporte asistencial básico y medicalizado y de atención prehospitalaria, que se encuentran habilitados para operar en el departamento.

ARTÍCULO 3: DEBER DE INFORMACIÓN Y REPORTE DE DISPONIBILIDAD. Los prestadores de servicios de salud, tanto públicos como privados, a partir de la publicación y/o comunicación de este decreto, en el marco de la emergencia sanitaria, deberán informar diariamente en los términos señalados por la Secretaría de Desarrollo de La Salud de Córdoba, su capacidad disponible, ocupación, censo de pacientes con procedencia, ventiladores, entre otra información que sea requerida por el Centro Regulador de Urgencias y Emergencias – CRUE, con el fin de garantizar la atención de la población con Infección Respiratoria Aguda ocasionada por COVID-19, como para la población con patologías no COVID-19. Así mismo, deberán adaptar su capacidad de oferta de servicios de acuerdo con las necesidades de la población, en tal sentido se adelantará el plan de reconversión y expansión de servicios según el comportamiento de la demanda y las necesidades de tratamiento oportuno, que será regulado, gestionado y modulado por el Centro Regulador de Urgencias y Emergencias – CRUE- de la Secretaría de Desarrollo de la Salud de Córdoba.

ARTÍCULO 4: PROCESO DE REFERENCIA Y CONTRARREFERENCIA. Para el proceso de referencia y contrarreferencia de los pacientes para los servicios señalados, no se requerirá de la autorización por parte de las Entidades Promotoras de Salud -EPS- o Entidades Obligadas a Compensar -EOC- y demás entidades responsables de pago, por lo cual las IPS deberán gestionar con la disponibilidad existente al momento de la referencia, la aceptación del paciente de manera inmediata y sin dilaciones.

PARÁGRAFO: La Secretaría De Desarrollo De la Salud de Córdoba deberá adelantar las actuaciones administrativas necesarias cuando se adviertan discrepancias entre la información de disponibilidad reportada y la negación de un paciente. De lo actuado se dará traslado de forma inmediata a los entes competentes.

ARTÍCULO 5. OBLIGACIONES DE LAS ENTIDADES ADMINISTRADORAS DE PLANES DE BENEFICIOS -EAPB-. Las Entidades Administradoras de Planes de Beneficios -EAPB- de acuerdo a la responsabilidad del aseguramiento adelantarán todas las gestiones administrativas en el marco del Sistema de Referencia y Contrarreferencia de la gestión centralizada de las Unidades de Cuidado Intensivo y de las Unidades de Cuidado Intermedio asignadas por la Secretaría De Desarrollo De la Salud De Córdoba y en consecuencia, lo servicios erogados durante la estancia hospitalaria se cancelaran de acuerdo con los mecanismos procedimientos y presupuestos definidos por el Ministerio de Salud y Protección Social, debiendo además ajustarse a los términos para el pago definido por la normatividad vigente.

Las Entidades Administradoras de Planes de Beneficios -EAPB-, promoverán estrategias para la prevención, contención, mitigación y atención, tendientes a la detección de estadios tempranos de la enfermedad, la disminución de las complicaciones asociadas a la patología, hospitalizaciones y, en consecuencia, del aumento de la mortalidad con ocasión del COVID-19.

Las estrategias buscarán reforzar sus modelos de atención ambulatoria con monitoreo permanente y tomas de muestra la población con Infección Respiratoria Aguda, ocasionada por COVID-19 y según priorización de riesgos para lograr mejores condiciones de salud de la población y minimizar complicaciones.

Así mismo, reforzarán acciones de educación e información a toda su población afiliada con relación a medidas de aislamiento, bioseguridad y el autocuidado.

ARTÍCULO 6: SUSPENSIÓN DE PROCEDIMIENTOS PROGRAMADOS. Se deberán suspender o reprogramar los procedimientos de baja complejidad y otros programados, así mismo se suspenden las cirugías programadas, y otras actividades que generen ocupación de las camas de UCI y Hospitalarias como estrategias para liberar camas hospitalarias y así dar prelación a la atención de los pacientes COVID-19.

ARTÍCULO 7: IMPLEMENTACIÓN DE MEDIDAS RESTRICTIVAS. Reforzar las medidas restrictivas que propendan la efectividad de las medidas en pro de evitar la propagación del COVID-19 en el departamento, tales como toque de queda más estrictos, ley seca, evitar aforos de más de 10 personas, uso obligatorio de tapabocas, lavado de mano e implementación de manuales de bioseguridad.

ARTÍCULO 8: VIGENCIA. La presente resolución rige a partir de su publicación y deroga todas las disposiciones que le sean contrarias.

Compartir en

Comments are closed.