Denuncian a policías por abuso sexual

La Policía investiga la denuncia sobre un presunto caso de abuso sexual que habría cometido un capitán de la Policía del Magdalena Medio.

La víctima sería una civil y los hechos habrían ocurrido en medio de una fiesta en Barrancabermeja el pasado mes de octubre en un almuerzo que organizó el capitán para celebrar el ascenso de algunos uniformados del nivel ejecutivo.

Sin embargo, el almuerzo se convirtió en fiesta donde presuntamente hubo consumo de licor y se alargó hasta pasadas las ocho de la noche. Dentro de la denuncia que recibió la Policía se menciona que al evento llegó una patrullera acompañada de otra mujer, una civil.

En otro aparte de la misma, se indica que la acompañante de la patrullera, luego de ingerir licor y tener los efectos de este, fue llevada a descansar dentro de un vehículo (patrulla) de la Policía. Tiempo después, cuando la uniformada regresó para ver cómo se encontraba su amiga, supuestamente observó cómo el capitán estaba abusando de ella.

Denuncia del abuso sexual

BARRANCABERMEJA VIRTUAL tuvo acceso -en forma exclusiva- a los audios en donde la patrullera de la Policía en Barrancabermeja, CAMILA FERNANDA MANTILLA ARIAS acusa a un capitán de la Policía de Carreteras en el Magdalena Medio y quien se desempeña como Jefe de la Seccional de Tránsito y Transporte del DEMAN, de un supuesto abuso sexual contra una civil en momentos en que departían en una fiesta, en un establecimiento comercial en los suburbios de Barrancabermeja por la autopista a la ciudad de Bucaramanga.

 

Altos mandos de la Policía respaldan en B/bermeja a la patrullera Mantilla

 

Según los AUDIOS con la narración de los hechos, que ya está en conocimiento de altos mandos de la Policía, al ver esta situación la patrullera supuestamente inició el proceso para hacer la respectiva denuncia contra el capitán e incluso llamó a la línea de emergencia 123.

BARRANCABERMEJA  VIRTUAL pudo constatar que ya hay una investigación abierta por este caso y que se han ordenado varias actuaciones, entre ellas recopilar las grabaciones de la línea de emergencia de esa noche, teniendo en cuenta que en la denuncia se mencionó que la patrullera se comunicó con este número para reportar el caso.

También se ordenó recopilar las entrevistas a varios policías que estuvieron esa noche para poder determinar por qué se encontraban en el lugar y si se trataba de una reunión oficial, así como determinar quién la había organizado.

Otras de las acciones que fueron ordenadas por parte de la inspección de la Policía, según conoció BARRANCABERMEJA VIRTUAL, es el llamado a declarar del subcomandante operativo de la Policía de Santander, el subcomandante y el comandante del departamento para que expliquen si tuvieron conocimiento del caso y si lo reportaron en su momento.

Otra actuación que está a cargo del teniente coronel investigador es ubicar a la patrullera que habría sido testigo ocular del presunto abuso sexual por parte del capitán, para que suministre su declaración y entregue los datos de su amiga, la presunta víctima.

Dentro de la denuncia, que está en una carpeta foliada en la Inspección General de la Policía con radicado de prioridad, también se ordenó investigar la línea de tiempo en que ocurrieron los hechos.

Según esta denuncia, la patrullera y la presunta víctima acudieron en primera instancia a Medicina Legal, pero no fueron atendidas porque no había médico. Por esta razón se habrían trasladado a otra clínica en donde tampoco fueron atendidas por la misma situación, hasta que finalmente encontraron cupo en la clínica Magdalena.

Otro de los aspectos que se investiga es la versión de que el capitán supuestamente envió a un subalterno con 15 millones de pesos a la clínica donde fue atendida la víctima para que desistiera y no lo denunciara.

Compartir en

Comments are closed.